28 días después: Secuelas

El maestro del terror en viñetas Steve Niles (30 días de noche) se une a tres inquietantes ilustradores para ahondar en el fenómeno cinematográfico que arrasa en todas las taquillas. El comienzo de 28 días después: Secuelas enlaza con el final de la primera película y, en sus páginas finales, tiene lugar un descubrimiento que desencadena los sucesos de 28 semanas después, la cinta dirigida por Juan Carlos Fresnadillo. Todo ello a través de cuatro relatos centrados en el mayor horror que haya conocido la humanidad.

Si sus hermanas de celuloide fueron dos productos más que recomendables, en esta ocasión nos entontramos ante un producto bastante mediocre en comparación.

Partiendo de la base de que las cuatro historias que se cuentan en este libro entran a formar parte de la continuidad del universo creado por las peliculas, uno llega a decepcionarse bastante al ver que no aportan absolutamente nada a la trama incluso tratando temas tan fundamentales como la creación del virus.

Como ya hemos mencionado, estamos ante cuatro relatos que nos narran sucesos paralelos a la trama del primer filme, hubicandose, desde días antes a la infección, hasta 42 días después. La primera de ellas, a modo de precuela, nos narra el origen del virus. Por desgracia, lo hace de forma muy poco original, y una vez que hemos leido 4 o 5 paginas ya imaginamos como va a acabar enlazando con la pelicula. El dibujo es simplemente correcto, por lo que no estamos ante una gran historia. La segunda de ellas explica como la infección llega desde Cambridge a Londres por culpa del mono infectado, si bien en este caso la historia se narra de forma más amena y entretenida, de nuevo el dibujo simplemente correcto y su corta duración y mala sintesis vuelven a dejarnos en el aprobado justo.

La tercera es la más interesante de todas, nos narra la vida de un francotirador en el Londres infectado. Es la de mejor dibujo de las cuatro. Y no deja de ser irónico que la que mejor se ajusta a su corta duración, sea la que se merece un libro propio. Una lástima, una vez más. Por último, la cuarta historia, esa supuesta revelación que enlaza las dos peliculas… es inexistente, más de lo mismo. Dibujo mediocre, al igual que el guión. Confundiendo además al lector al no concordar adecuadamente con el final de la primera historia.

Resumiendo, nos encontramos sin duda ante uno de los trabajos más pobres de Steve Niles. Si no podíamos hacer otra cosa que alabarle con trabajos como 30 días de noche ahora se merece todas las criticas posibles. Al igual que la editorial, que presenta el libro en una edición demasiado cuidada (y por lo tanto, cara) para el contenido que podemos disfrutar.

En definitiva, una obra que raya el aprobado justito; y eso solo en manos de los seguidores de las peliculas que quieran ampliar ese mismo universo.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>