Alpha Flight Vol. 2

Segundo volumen de las aventuras del equipo canadiense. Para aquellos que no los conozcan los Alpha Flight nacieron de la mano de John Byrne, quién a modo de homenaje al su país de adopción, decidió otorgar su propio supergrupo. Pese a que Byrne solo se encargó de los dos primeros años de vida, la serie llegó a rondar los 130 numeros en su primer volumen.

Llegado el momento en Marvel se plantearon rescatar al grupo, renovarlo y mejorarlo. Para ello decidieron contar con Steven Seagle, el guionista por aquel entonces de la Patrulla X, y el dibujo (al menos durante la mayoría de la serie) de Scott Clark. Pero al igual que la serie, las ventas fueron mediocres por lo que se canceló en el número 20. 20 numeros en los que pasan muchas cosas. Unas buenas, otras malas… pero en general la calidad del volumen es bastante baja. Para empezar, el dibujo de Clark, probablemente fiel a su epoca presenta a personajes en tensión constante, cosa que no tendría que ser necesariamente un fallo, sobre todo en las distancias cortas, pero al alejar la camara nos encontramos con personajes desproporcionados y muy mal dibujados. En cuanto al guión, la historia al principio es muy, muy, muy floja. Llegando a costar esfuerzo pasar del primer arco argumental. A partir del número 12, bastante entretenido y de lo mejor de la serie, la cosa mejora un poco, pero en general no termina de convencer. El más destacado es el arco de dos numeros con Bishop Brass como villano, de lo mejorcito de la serie. Y sin embargo… poco y mal. Llegado a este punto, la serie cambia de dibujante. Y si el problema de Scott Clark era su fallo al dibujar planos abiertos a Duncan Rouleau le pasa justo lo contrario.

A partir del numero 12 de la colección, la serie empieza a remontar timidamente el interes. Pero ya es tarde, solo le quedaban 8 numeros de vida. Rouleau empieza a dar batalla con un dibujo que funciona muy bien en las escenas de acción, pero que en los dialogos deja ver unos rostros de narices desproporcionadas y demasiado similares. Sin embargo, la mania de Seagle de plantear una incognita tras otra cual guionista de Perdidos termina pasando factura de forma que si bien la serie termina siendo entretenida de leer, no da ningún motivo para que su compra resulte obligada. Eso si, contamos con un grupo de personajes que pueden resultar interesantes. Lo resultaron en manos de Byrne. Sin embargo, el guionista se empeña en atacarlos siempre por el mismo sitio, y eso a los 3 numeros cansa.

En definitiva, una serie floja, aunque entretenida sobre todo a raíz de la mitad mas o menos de la misma. Solo recomendada si sois fans del grupo o si podeis encontrarla a buen precio (como me ocurrió a mi: 12€). Seguramente podreis pasar sin ella.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>