[ANÁLISIS] Astro City: Álbum de familia – El día a día

Las personas son el corazón de Astro City. Y el corazón de esas personas está en sus historias. Este volumen recoge cinco de las más emotivas. Para empezar, Ben Pullman acaba de mudarse a la ciudad y le atemoriza la inseguridad del vecindario. A continuación, Astra aprende a jugar a la rayuela. Después, el Chatarrero demuestra que incluso un villano puede ganar. Acto seguido, el Resorte despeja sus dudas acerca de la paternidad y, por último, Leo el Chiflado recibe una oferta que tal vez prefiera rechazar.

Volumen variado en torno a las vidas que rodean a los habitantes de Astro City, superhéroes o no. Variado en cuanto a protagonistas y acontecimientos, pero no en cuanto a temática. Y es que el título de Álbum de familia está bien elegido y viene como anillo al dedo para aquellas historias que aquí se nos ofrecen. Estando las dos principales protagonizadas, en primer lugar por la Primera Familia (remozada versión de los Cuatro Fantásticos creada para habitar Astro City) y en segundo lugar por el Resorte y su futura descendencia. Pero ahí no acaba la cosa. Bienvenidos a Astro City, la historia que abre este tomo está también protagonizada por un padre y dos hijas que se plantea seriamente si Astro City es un buen lugar para vivir si no tienes habilidades excepcionales.

Las dos historias restantes no están protagonizadas por familia, pero si que reflejan lo que la ausencia de ésta puede provocar en dos perfiles muy diferentes de protagonista. De manera que de una forma u otra, las relaciones humanas (entre miembros que comparten la misma sangre o un afecto más que especial) son las verdaderas protagonistas de este nuevo viaje a Astro City. Y aún a riesgo de volver a repetirnos, esto es lo que convierte a Astro City en una serie completamente imprescindible para aquellos que gozan de las buenas historias de superhéroes. Aquellas que mezclan esa fantasía y esa épica propia de tan icónicos personajes con algo con mucha más profundidad y fundamento y que nos aporta toda una selección de emociones y sentimientos en cada lectura.

Cosas a priori tan simples como si los villanos también deberían permitirse el lujo de poder ganar de vez en cuando. O por lo menos recibir algo de mérito por su maligna obra. A fin de cuentas, dicen que el crimen perfecto es el que no se sabe que se ha cometido. Algo tan simple como plantearse si una niña con poderes podría llevar una infancia normal junto a otros chicos de su edad… O si ser superhéroe es compatible con la paternidad de la misma forma que lo es ser policía, bombero o militar… ¿Es seguro vivir en una ciudad que cada día sufre amenazas de índole catastrofica y que solo un puñado de seres puede detener? ¿Tienen derechos como los humanos aquellas criaturas creadas por un villano, aunque sean perfectamente humanas en su interior?

Preguntas, a priori relativamente sencillas de responder y que parece que nunca nos hemos planteado al leer un cómic de superhéroes; pero que realmente están ahí, y que pasamos por alto muchas veces porque damos por supuesto que la fantasía inherente al mundo de los superhéroes no necesita de cumplir ciertos mínimos para resultar creíble. Asumimos que porque Superman sea capaz de levantar un barco, no tiene problemas matrioniales en casa con Lois; o que la última pelea de Spiderman con el Dr. Octopus no tuvo repercusiones para aquellos vecinos que la presenciaron. Plantear esas cuestiones y darles respuesta es lo que hace grande a Astro City.

Sin lugar a dudas, la mejor serie de superhéroes de todos los tiempos.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>