[ANÁLISIS] Black Sails – Ron, ron, ron, la botella de ron

Plagada de sangre, sexo y violencia, Black Sails sigue las aventuras del capitán Flint, el famoso pirata que según la novela depositó el tesoro en su isla. Flint estará acompañado del joven grumete Long John Silver, así como por sus bucaneros, mientras escapan de la justicia. En su viaje llegarán a la isla de Nassau, un lugar plagado de prostitutas, ladrones y timadores en el que reina la violencia más brutal.Allí, Flint y sus piratas tratarán de ganarse la vida y buscar fortuna, aunque para ello tengan que golpear, amenazar y extorsionar a cualquier que se entrometa en sus planes.

El éxito de Spartacus nos pilló a todos por sorpresa, incluida a Starz, la cadena responsable de mostrarlo a la luz. Cuatro temporadas de acción e intriga (combinadas a partes iguales) nos dejaron una serie para el recuerdo y un vacío que llenar en la cadena tras el cierre de la obra de gladiadores. La nueva propuesta de Starz para reemplazar a Espartacus, Crixus y compañía nos traslada desde la antigua Roma a las cristalinas aguas del Caribe, muchos años después, cuando los indeseables de Inglaterra, España y otras naciones de la época, pirateaban a sus anchas por los siete mares. Una propuesta interesante (con la jubilación de Errol Flynn el género de piratas no se ha prodigado mucho si exceptuamos Piratas del Caribe) para televisión que promete lo mismo que ya nos ofreciera Spartacus. Sexo, acción, sangre e intrigas.

la_ca_1223_black_sails

Pero una cosa es prometer, y otra muy diferente es cumplir. Sí, empezando por el principio tenemos sexo, aunque quizás por el cambio de época las escenas nos parezcan un poco más “cogidas con alfileres” que en Spartacus y en mucha menor medida (algo que no es ni bueno, ni malo; pero desde luego el sexo no es el reclamo de la serie, eso seguro). De acción y sangre, parece que la cosa también va a andar un poco justita. De ocho episodios de los que consta la primera temporada, cuya trama principal es la búsqueda y abordaje de la Urca de Lima (el mayor galeón español cargado hasta las trancas de oro) parece que por cuestiones de presupuesto (o de intentar emular las interesantísimas conspiraciones de Spartacus) nos encontramos ante sólo un par de escenas donde realmente vemos acción en condiciones. El resto se centra en las mencionadas intrigas, traiciones y puñaladas; que si bien resultan interesantes, en muchas ocasiones se introducen de manera forzada sin otra intención que la de hacer andar la trama a golpe de giro dramático.

No decimos que los mismos no funcionen, ya que la serie resulta bastante entretenida en su conjunto; pero se aprecia el intento de rellenar metraje a base de previsibles giros argumentales que nos ofrezcan minutos adicionales de conversación con los que rellenar los capítulos de casi una hora de duración. Con el paso de los años, la calidad de las producciones televisivas ha ido en aumento (especialmente si hablamos de la HBO, quién siempre ha presumido de hacer cine para televisión) y Black Sails llega en un momento en el que ser “simplemente entretenida” puede dejarte fuera de la competición en una única temporada. Afortunadamente, parece que al menos durante otra más seguiremos las aventuras del Capitán Flint y su tripulación, a ver si la cosa coge más ritmo.

2

Repetimos que Black Sails no es una mala serie, al contrario. Incluso, si os gustan los piratas o acabáis de jugar al Assassin’s Creed IV: Black Flag, se trate de vuestra mejor opción. Pero sí aseguramos que tienen que mejorar bastante para poder aguantarle el pulso a otras producciones muchísimo más entretenidas. Y por seguir con el mismo ejemplo. Si Black Sails Spartacus hubieran competido en la misma parrilla televisiva, con casi total seguridad la segunda hubiera echado a la primera en un par de temporadas. Eso sí, ese concepto de “precuela” de la famosa Isla del Tesoro de R. L. Stevenson le da muchos puntos para despertar nuestra curiosidad y ver cómo avanza en futuros episodios.

Muy recomendada si os gusta el ambiente pirata. Si no, os gustará, pero dejadla para cuando hayáis agotado otras prioridades.

Imagen de previsualización de YouTube

Tags:  ,

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>