Bloodrayne

Es el siglo XVIII en Rumania, donde Rayne (una joven con una madre humana y un padre vampiro) posee una fuerza sobrenatural pero un lado humano sensible. En esta historia, decide buscar a su padre, Kogan, el vampiro más poderoso que existe. En su viaje, conoce a dos cazadores de vampiros con quienes descubre que existen tres órganos que convertirían a Kogan en el ser más poderoso del planeta: un corazón, un ojo y una costilla de uno de sus ancestros, el vampiro Beliar.

Antes de nada, dejar claro que al no haber jugado al juego, servidor no puede comparar la adaptacion del mismo a la gran pantalla, por lo que nos limitaremos a valorar la calidad de la pelicula como si el guión fuera original. No obstante, sabiendo que se trata de un filme de Uwe Boll, asi que viendo la trayectoria de las obras anteriores es de esperar que no tenga nada que ver con el juego en el que se basa.

Quizás lo mejor sea ver esta pelicula teniendo la menor información previa posible, para quizás llevarse un par de sorpresas agradables. Por ejemplo, conforme avanza el metraje de la cinta, uno se sorprende que una pelicula que ha pasado tan desapercibida en taquilla, al menos aqui en España, tenga un reparto en el que destacan actores como Michael Madsen, Geraldine Chaplin, Michelle Rodriguez o Ben Kingslei. Sin embargo, hay algo que chirría, todos estan muy lejanos de sus mejores papeles. Uno no sabe si es porque se toman esta pelicula como una oportunidad de ganar dinero facil o porque el “siempre genial” Uwe Boll no sabe sacar nada de ellos como director.

La pelicula no aburre, pero tampoco sorprende. Si uno la compara con alguna de las anteriores del director, casi la podemos considerar buena. Sin embargo, anda floja en todos los aspectos. La trama avanza muy rapidamente sin que sepamos muy bien porque ocurren las cosas. Los personajes son totalmente planos, especialmente sus motivaciones. Ya que, de nuevo, nos sabemos exactamente porque se comportan asi, o de donde vienen. Se podría achacar este fallo a que el director se ha centrado en las escenas de acción, pero es que las mismas andan cortitas con sifón. Malas coreografias y malos efectos.

El lector quizás pueda pensar que esta reseña esta hecha deprisa y corriendo para salir del paso. Cosa que no deja de resultar irónica ya que el director hace al menos 3 peliculas por año. Para luego tomarse un par de ellos para reposar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. El que escribe este articulo lleva un buen rato sentado delante de la pantalla pensando que contar. Sin embargo, la pelicula me ha dejando tan indiferente que me parece innecesario extenderme mucho más. Una muestra más es que lo más llamativo de la pelicula es que la protagonista guarda un parecido considerable con una amiga.

En definitiva, no es una pelicula mala, al menos no para lo que es este hombre. Uno la ve, se entreteniene una hora y media escasa y luego apaga la tele como su hubiera visto Gran Hermano o algun programa de encefalograma plano. Solo tendrán verdadero interes en verla aquellos que sigan el juego, las pelis de vampiros o aquellos que quieran un nuevo motivo para criticar a Uwe Boll.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>