[ANÁLISIS] Call of Duty: Black Ops III – Paquete completo

Call of Duty: Black Ops III tiene lugar en un futuro distópico, situado en 2065, donde la ciencia y la tecnología han cambiado radicalmente a la especie humana, con una sociedad violenta y multitud de protestas tratando de detener el progreso de la tecnología. La tecnología militar ha avanzado hasta un punto en que la robótica juega un papel principal, y se han desarrollado supersoldados. Los seres humanos están llegando al punto donde son más máquinas que seres humanos de carne y hueso, y hay muchas especulaciones sobre algún tipo de adquisición de robots. “¿Hasta dónde podremos hacer uso de la tecnología antes de que se vuelva en nuestra contra?”. El juego seguirá a un equipo de soldados de operaciones encubiertas con capacidades de supersoldados. 

No sin cierta polémica algunas sagas de videojuegos han optado por presentar una periodicidad anual de manera que el chorreo constante de entregas no cese nunca. Battlefield, Assassin’s Creed, Call of Duty… no son pocos los títulos que se apuntan a esta moda que como decimos, cuenta con seguidores acérrimos y detractores a partes iguales. Uno de los aspectos puestos a debate es la viabilidad de este formato en términos de calidad, ya que dicen algunos desarrolladores que es necesario mucho más de un año para ofrecer un título que merezca recibir el apelativo tan de moda de “triple A”. Curiosamente, la saga Call of Duty siempre nos ha ofrecido títulos con un acabado por encima de la media por norma general, pero a pesar de sus nuevas iteraciones argumentales, la saga llevaba tiempo mostrando signos de desgaste. Ha sido necesario volver a una de las sagas clásicas de la serie para demostrar que Call of Duty todavía puede dar mucho juego.

2887597-black-ops-3_stronghold_broken-arrow_wm

Mi acercamiento a Black Ops III no ha sido el más directo hasta la fecha. De los tres títulos previos (World at War, Black Ops Black Ops II) sólo tuve ocasión de jugar en el pasado a Call of Duty: Black Ops, y si bien considero que se trata de un buen juego, nunca ha sido de mis favoritos. Si a ello le sumamos que Ghosts me gustó bastante argumentalmente, aunque su modos Extinción y multijugador me pasaron completamente desapercibidos; y que Advance Warfare no fue santo de mi devoción en ninguno de sus aspectos jugables, podemos decir que albergaba pocas esperanzas de que Call of Duty: Black Ops III fuera a sorprenderme en forma alguna. Sin embargo, nunca es tarde si la dicha es buena y Black Ops III ha resultado ser uno de los títulos más completos de la saga con un equilibrio casi perfecto entre campaña, modo zombies y multijugador competitivo.

Si empezamos con la campaña nos encontramos con la más larga y rejugable de la saga. Aunque pensabamos que en este tipo de juegos el divorcio entre campaña y multijugador era de facto, Treyarch nos sorprende con una campaña que si bien no resulta redonda (se hace un poco pesada en algunos momentos y para algunos el argumento puede parecer demasiado rebuscado) si que devuelve parte de la ilusión con la que jugábamos a títulos más antiguos de la saga. Aunque ciertos elementos señeros de la franquicia se quedaron en el camino con Advance Warfare (el manejar a diferentes personajes a lo largo de la campaña o nunca salir de la primera persona ni siquiera en las cinemáticas) y se siguen echando en falta en Black Ops III, nos encontramos con una propuesta sólida y con suficientes novedades (que recuerdan enormemente a Destiny) como para ofrecernos unas cuantas horas de diversión.

Black-Ops-3-Zombies_Shadows-of-Evil-1_WM

Y si hablamos de horas de diversión, nos cuesta imaginar cuantas nos quedan todavía para terminar de exprimir el jugo a los dos modos estrella del último Call of Duty: el modo zombies y el multijugador. Los juegos de Treyarch son famosos por su modo cooperativo de resistir contra hordas de zombies, y el que nos presentan en este Call of Duty es posiblemente el mejor de todos. Endiabladamente dificil, con una ambientación espectacular y multitud de secretos por descubrir. Sin lugar a dudas lo mejor del disco y auténtica justificación por sí sola para hacerse con el título. Pero no podemos analizar un Call of Duty sin hablar de su multijugador, valor estrella de la casa. Ahora mismo, el juego cuenta con uno de los modos competitivos más divertidos, rápidos y equilibrados de toda la saga. Con numerosas novedades que enriquecen el juego sin romperlo y que aunque están sacadas directamente de Destiny, parecen haber encontrado su hueco en una saga que quizás, sólo quizás, esté demostrando que todavía le queda mecha para rato.

Call of Duty: Black Ops III, nos ha sorprendido para bien y nos deja con esperanzas de que todavía haya algo en su interior para aquellos que ya pensábamos en dejarlo.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>