[ANÁLISIS] Doom – Welcome to the jungle

Una campaña implacable. En tu lucha contra las hordas demoníacas del infierno, no podrás buscar cobertura o parar para regenerar tu salud. Combina tu arsenal de armas convencionales y futuristas, tus mejoras, tu movilidad y un avanzado sistema de cuerpo a cuerpo para derribar, acuchillar, pisotear, aplastar y destruir a los demonios de forma violenta y creativa.

Jugar al nuevo Doom es toda una experiencia. Y lo es por muchos motivos, todos ellos a tener en cuenta. De manera que vaya por delante en este análisis el hecho de que, si bien no se trata de un juego perfecto. Sí que se trata de una de las mejores opciones a tener en cuenta. Porque la mejor manera de recuperar la fe en los shooters pasa por mirar atrás. El nuevo título de Id Software nos ofrece 3 bloques bien diferenciados con sus pros y sus contras. Siendo sin duda el más importante de ellos la campaña para un único jugador. Y aquí es donde está el mañor valor de Doom para sus jugadores. La habilidad que han tenido sus creadores para devolvernos los títulos de antaño con una frescura totalmente original y renovada.

2884163-unwilling_caco_1434321998

Si te has iniciado en el mundo de los shooters en primera persona de la mano de Call of Duty, Battlefield, Medal of Honor o alguno similar, enfrentarte al reto de Doom será algo completamente nuevo para ti. Sólo por eso ya deberías probarlo. Aquí la vida no se recupera a menos que corras, desangrandote y a punto de morir a por un botiquín o algo de armadura. Lo mismo sucede con la munición. Tienes a tu disposición en todo momento un amplio armamento (que ha mantenido la esencia del original de forma prácticamente intacta), pero no te sorprendas si te ves rodeado por hordas de demonios y sólo te queda la pequeña y ridícula pistola. No hay botón de esprintado, aquí en Doom los marines corren siempre, y saltan, y vuelven a saltar en el aire. Después de terminar Doom cualquier otro shooter (incluso aquellos más dinámicos como Destiny) te parecerán lentos.

Doom es un gran juego por lo divertido de su jugabilidad. Es un título verdaderamente divertido, trepidante y adictivo. Pero ahí no acaba la cosa, cuando acabemos la campaña (con una historia que vuelve a reiniciar la saga, suponemos que con idea de expandirla en el futuro de la mano de Bethesda), tendremos infinidad de horas para encontrar los cientos de secretos que ofrece el juego, los desafíos de habilidad, o mejorar todas las armas y el equipamiento. Y es aquí donde vuelve a relucir el otro punto fuerte de Doom: la nostalgia. Porque si jugaste a los juegos en su momento, no podrás abandonar ninguna habitación sin reconocer pequeños guiños de los creadores para los jugadores veteranos. Desde simples objetos en estanterías, a niveles completos con sus pixeles y todo. Doom puede satisfacer perfectamente al nuevo jugador, pero sin duda está hecho pensando en sus fans.

doom-2016-2

Si la campaña es perfecta a nivel jugable y notable a nivel argumental; el multijugador no alcanza el mismo nivel de excelencia, aunque sigue ofreciendo una experiencia completamente diferente a lo que nos podemos encontrar en cualquier otro título contemporáneo. Sus leves carencias quedan compensadas con el modo Snap Map, en el que podremos encontrar retos de lo más variopinto creados por la comunidad de jugadores. Desde los clásicos mapas de tiros de toda la vida a divertidísimos ‘tower defense’ el límite está en la imaginación. ¿Cuanto hacía que no morías de manera regular en un shooter? Vete preparando porque las hordas de demonios no te lo van a poner facil, ya superar el juego en nivel intermedio es un reto suficiente para el jugador medio, intentar terminarlo en el modo más dificil de todos es misión prácticamente imposible.

Wolfenstein: The New Order (y su secuela) demostró que había cabida en el mercado actual para jugabilidades clásicas, y la llegada de Doom lo ha confirmado ya sin derecho a réplica ninguna. Ahora salivamos pensando en la posibilidad de probar un nuevo Quake…

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>