[ANÁLISIS] El Clavo – Todo por falta de un clavo…

Formada por los mayores héroes del mundo, la Liga de la Justicia de América destaca como el grupo de protectores más poderoso que la Tierra puede ofrecer. Desde su fundación, un héroe se ha alzado sobre los demás como su inspiración, guía y referencia moral: Superman. Ahora imagina un mundo sin el Hombre de Acero. Bienvenido a la historia alternativa de Liga de la Justicia de América: El Clavo, en un fascinante relato de pequeños accidentes que desembocan en desastres catastróficos, el escritor y dibujante Alan Davis crea un mundo que jamás conoció a Superman, con una Liga de la Justicia a punto de enfrentarse a su mayor prueba de poder y moralidad. Todo a causa de algo tan sencillo como un clavo.

Lo recuerdo como si fuera ayer. Estar en uno de los cientos de eventos nacionales sobre cómic que se celebran en nuestro país con una persona a la que idolatro en cuanto a esto de los tebéos de DC. Y no precisamente porque sea una eminencia en la materia o porque se dedique al mundo de la viñeta de manera profesional. Si no porque ha devorado más tebeos con el logo de la Distinguida Competencia de los que yo podré consumir en mi vida a pesar de dedicarme a hablar de ellos en las redes. Pero retomemos, que me lío como las señoras mayores. Estando con él echando un vistazo en los diferentes ‘stands’ recuerdo que llegamos a uno con varias ofertas relacionadas con la editorial de Superman y compañía. Y me dijo: “Si tienes que leer sólo 3 tebeos de DC, tienen que ser Los Jóvenes Titanes  de George Pérez (pierde el culo con George Pérez, ya lo aviso), Crisis en Tierras InfinitasEl Clavo; imagínate a la Liga de la Justicia sin Superman…“.

nail029kb

Mira que ha llovido desde entonces, y mira que han pasado años. El segundo cómic que leí de la editorial fueron precisamente Crisis en Tierras Inifinitas (el primero fue Crisis de Identidad y me impactó profundamente). Con el tiempo él mismo me ha ido regalando los retapados de ediciones Zinco de los Titanes de Pérez. Pero hasta ahora, mal que me pese, no había tenido la ocasión de leer El Clavo. Y no será porque la obra no se haya reeditado por activa y por pasiva… Y aquí me encuentro, sentado delante del teclado de mi ordenador; con casi 8 años a mis espaldas y una hora larga de lectura compulsiva en la que literalmente he devorado el tomo de ECC Ediciones… y no tengo muy claro qué contar. El Clavo  es una obra que hay que leer. Y posiblemente sea el cómic sobre la Liga de la Justicia más interesante que haya pasado por mis manos.

Además, es un libro fantástico para leer ahora. Todos hablan de la Edad de Oro del cómic y de la Edad de Plata. Y la realidad es que ambas edades tendrían que intercambiar sus nombres porque, si bien la primera cuenta con el verdadero despertar del medio como género y por ello su relevancia es mayor, es en la Edad de Plata donde el género alcanza su madurez, y donde todos los personajes que conocemos a día de hoy (en sus actualizadas versiones del nuevo Universo DC) se forjaron página tras página.  Y lo más bonito de El Clavo es que se trata de un clásico de la Edad de Plata, aunque su publicación pertenezca a una época posterior. Tiene esa inocencia propia de los tebeos de la época. Diversión directa, pura y dura sin complicaciones. Lo que no quita para que seamos testigos de algunas de las escenas más desgarradoras que hemos visto en un cómic de superhéroes, sin necesidad de recurrir a esa oscuridad y ese pesimismo propios de obras más contemporáneas.

jla_nail_3_front

El Clavo plantea muchísimas cuestiones que en eventos actuales como Flashpoint hemos vuelto a ver (principalmente aquello de no tener a un Superman volando por el mundo). Pero quizás lo que más nos llega a la patata como lectores, es es punto de homenaje a unos personajes que han marcado la infancia de millones de personas a lo largo de los años. Eso que sólo hemos visto en Crisis en Tierras Infinitas donde aparecen TODOS Y CADA UNO de los personajes de la editorial sin hacerlo de manera forzada ni encorsetada. Obviamente en El Clavo no esta el reparto completo de DC Comics, pero si que podemos ver un pequeño guiño detrás de otro, todos hechos con mucho cariño. Y es que esta es la ventaja de leer obras del sello Otros Mundos que uno tiene siempre la garantía de que lo que se va a encontrar, es algo donde el autor (o autores) elegido, pone toda su alma en crear algo tremendamente personal.

Posiblemente El Clavo sea de lo mejor de la JLA, pero también es Alan Davis en estado puro. Una obra que tenéis que leer al menos una vez en la vida; junto a Crisis en Tierras Infinitas y los Jóvenes Titanes de George Pérez, claro.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>