Ellos robaron la picha de Hitler

Berlín 2006. Unos trabajadores turcos descubren el bunker secreto de Adolf Hitler. En su interior, fielmente custodiado por el cadaver de Eva Braün, se encuentra el miembro incorrupto del führer conservado en una urna. La noticia del estremecedor hallazgo da la vuelta al mundo y llega a oidos de un viejo científico escondido en Torremolinos, el doctor Weissman, que trama un malévolo plan para sustraer el pene y clonar un ejercito de fürers a partir de él. Para conseguir su objetivo, el doctor recluta a cuatro skinheads totalmente imbéciles que arriesgarán la vida, e incluso su hombría, por el éxito de la misión, enfrentándose a un grupo de misteriosas amazonas dispuestas a todo por poseer el preciado trofeo.

¿Quién ha dicho que no se puede hacer una pelicula entretenida con cuatro duros? Esta es una pregunta que ya hemos planteado en más de una ocasión.

Y es que una vez más queda demostrado que lo que hace falta para que un filme funcione es tener buenas ideas. Dejemos claro una cosa antes de continuar. La obra que nos ocupa, no es buena. Al menos no en el sentido que nos ocupa. Sin embargo, si dejamos claro que está hecha con un presupuesto mínimo, y que su temática posiblemente no esté dirigida a un público mayoritario y comercial, la cosa cambia. Solo con ese planteamiento podemos hablar de que nos encontramos ante una buena pelicula.

Visualmente, el filme no desentona con las producciones que habitualmente se hacen en nuestro país. Si bien los efectos en algunas escenas se notan claramente debido al bajo presupuesto de la pelicula, tampoco son para llevarse las manos a la cabeza y cumplen a la perfección. El reparto tampoco choca demasiado. Cuando nos encontramos ante producciones de este tipo, el gran elemento negativo de los mismos suelen ser las actuaciones ya que no se dispone de presupuestos que permitan contratar a buenos actores. Oviamente en este caso no encontramos a ninguna cara conocida, sin embargo, las interpretaciones están algo más cuidadas de lo que estamos acostumbrados a ver, y eso es de agradecer. El punto fuerte de la obra, por si cabía alguna duda es la trama. Una trama casposa (característica buscada adrede por su director) al más puro estilo de serie Z, llena de guiños a los clásicos del genero.

Debe quedar claro que es una pelicula gamberra, y solo hay que leer su título para imaginar por donde van los tiros. Repetimos que no va dirigida a un publico comercial, pero Torrente llegó muy lejos con lo mismo…

En definitiva, una pelicula, que si tenemos claro que la han hecho unos muchachos con sus ahorrillos, nos dejará 80 minutos muy divertidos y originales. Son producciones que hay que apoyar, ya que si estos jovenes son capaces de hacer cosas dignas sin dinero, el día que consigan apoyo en condiones… ¿con qué nos sorprenderán?

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>