[ANÁLISIS] La Enciclopedia de los Bebés – Las diferentes caras del humor

Publicados entre 1987 y 199, los tres volúmenes de La enciclopedia de los bebés consagraron a Daniel Goosens como maestro indiscutible de la sátira, gracias a un humor tan absurdo como irresistible puesto de manisfiesto a través de escenas heterogéneas que tenían en común la presencia de bebés. 

Acabo de terminar de leer La enciclopedia de los bebés y me encuentro ante un problema. De acuerdo a la filosofía de Cazadores de Recompensas aquellos que ya lleven un tiempo leyéndonos sabrán que no solemos hacer análisis al uso de las obras que caen en nuestras manos. El objetivo de nuestra publicación es el de transmitir sensaciones o conceptos asociados a nuestra experiencia frente a la obra de ocio en cuestión. Qué narices, muchas veces incluso nos vale como excusa para hablar de algo que en apariencia no tiene nada que ver. Aún así, nos gusta por igual ser honestos en nuestras apreciaciones a la par de intentar resaltar los puntos fuertes de lo analizado aunque no sea para todo el mundo (queremos creer que casi siempre lo conseguimos, para hablar mal de algo preferimos no hablar directamente).

Si hablamos de emociones y sensaciones, el humor posiblemente sea el género narrativo donde es más difícil de globalizar. Si habláramos de cualquier otro, podríamos apoyarnos en ciertos pilares “objetivos” sobre los que sustentar nuestra opinión personal, pero cuando hablamos de humor, son nuestras tripas las que se expresan. Porque un chiste (gag, golpe, ‘sketch’, como quieran llamarlo) o te gusta o no te gusta y no hay explicación posible para razonar esa opinión. Es más, puede que lo que te hace reir, depende del momento en que lo leas, consiga el efecto contrario (ponerte triste o enfadarte). Y aunque inevitablemente ciertas tendencias suelen coincidir con nuestros gustos (como el humor absurdo, o el inteligente, o los juegos de palabras o el escatológico) nunca se convierte en una verdad universal.

Me embarullo con todo esto porque tras leer La enciclopedia de los bebés llego a la conclusión de que se trata de un libro que no me ha gustado. Esa es la sensación predominante en mi cabeza mientras cierro el tomo y lo devuelvo a la estantería. Pero a pesar de ello, no considero que La enciclopedia de los bebés sea un mal cómic (y no se por qué me resisto a hablar mal de él), simplemente creo que no he sido capaz de conectar con el humor que Daniel Gossens nos plantea. Es más, posiblemente, para aquellos que sí que encuentren divertidas las ocurrencias del autor sobre estos extraños bebés, posiblemente nos encontremos ante una obra maestra.

G_295_3

Por eso comenzaba el artículo afirmando que hablar sobre La enciclopedia de los bebés entraba dentro de lo que en Facebook no hace tanto marcábamos como “es complicado”. Ejemplificado en mí mismo queda demostrado que La enciclopedia de los bebés no es para todo el mundo. Quizás por su peculiar humor, quizás por su no menos extraño estilo de dibujo (quizás aqui resida la clave que me genera rechazo). Sea como fuere esta afirmación extrapolable a cualquier publicación, especialmente a cualquier publicación humorística; cobra especial sentido cuando nos referimos a la obra de Daniel goosens.

De manera que espero que mi opinión les haya servido de algo para decidir si deben o no arriesgarse o no con esta publicación. La recompensa estoy seguro de que puede ser tan inmensa como el castigo dependiendo de quién lo lea.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>