[ANÁLISIS] Ex Machina nº 09 – Abajo con lo viejo

Una plaga de ratas azota la ciudad de Nueva York y el culpable podría ser un viejo enemigo de la Gran Máquina. Por ese motivo, Mitchell Hundred rehúsa contratar los servicios de un exterminador y se dispone a acabar él mismo con la invasión de roedores. Para ello, se interna en las cloacas de la ciudad enfundado en sus viejas mallas. Pero las amenazas que encuentra allá abajo son más inquietantes de lo que se había imaginado.

Y de repente nos espabilamos. Después de varios números tranquilos en nuestra barca, meciéndonos con el vaivén de las olas de la normalidad y la costumbre, llega este noveno tomo (el penúltimo de la colección) y nos vuelca de nuestro vehículo, arrojándonos a las frías aguas que empiezan a agitarse. Para empezar llama la atención la presencia de los propios autores del cómic dentro del mismo. Así, en plan Grant Morrison por Animal Man. Un simpático detalle que sirve para ponernos sobre aviso de lo que viene y que sirve de guiño también a todo el reparto detrás de Ex Machina.

Ex-Machina-40-Panel-from-Page-5

Pero ahí no quedará la cosa. A fin de cuentas estamos a tan sólo un único volumen del final de la serie e inevitablemente la situación tenía que precipitarse y más tarde o más temprano se tenían que ofrecer explicaciones. Aún quedan cabos sueltos, y no son pocas las preguntas que nos vienen a la cabeza tras leer este tomo de Ex Machina; pero ya se nos han revelado ciertos detalles de lo más interesantes que ya desvelan el inicio del fin del plan que Brian K. Vaughan ha diseñado para la serie.

Un plan que de nuevo abarca presente, pasado y futuro de Mitchell Hundred y que bien podría haber inspirado (al menos ligeramente) a Geoff Johns a la hora de diseñar su intensa (y larga) etapa al frente de Green Lantern, pero tampoco queremos desvelar más de la cuenta porque hemos de reconocer que aunque desde hace ya bastante tiempo venimos especulando por donde irán los tiros, nos hemos llevado una buena sorpresa en algunos puntos del presente volumen.

Todavía resulta incierto el final que Ex Machina  nos tiene reservado, y dada la tónica general de la serie de escapar un poco del “superheróico” más clásico desde luego es algo que nos intriga mucho por ver como se resuelve. Sea como sea, muy mal se tiene que dar la cosa para que finalmente no nos quedemos con un agradable sabor de boca ante una serie que, si bien no ralla el sobresaliente; sí que ha mantenido el tipo dignamente durante más de 40 números.

Veamos que nos tiene preparado Mitchell Hundred para el último número de Ex Machina.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>