[ANÁLISIS] Ex Machina nº 7 – Ex Cathedra

Mitchell Hundred recibe una invitación para entrevistarse con el Papa. Se trata de una visita de cortesía, pero las cosas se complican cuando el exsuperhéroe se ve envuelto sin saberlo en un oscuro complot para acabar con la vida de Juan Pablo II. Lo peor es que el involuntario magnicida es el propio Mitchell Hundred, que pondrá a prueba su alma resistiendo la tentación de asesinar al Sumo Pontífice. ¿Saldrá victorioso de esta prueba o arderá para siempre en el Infierno?

Llegando ya a la recta final de la aventura de Ex Machina (sólo quedan 3 números para el cierre de la interesante colección); veníamos notando ya algo de desgaste en volúmenes previos. La mecánica de enfocar los problemas diarios de la acaldía desde un enfoque, digamos… basado en la lógica y no en las ideologías ha sido siempre un punto fuerte de la serie y gran parte de su atractivo, pero no es capaz de sostenerla durante más de 30 números americanos que ya llevamos a las espaldas.

HM

Por otro lado, los recuerdos de acciones pasadas de la Gran Máquina (siempre girando en torno a su némesis o en torno al 11-S) sólo añadían algo de variedad a la fórmula pero ni muchísimo menos funcionaban como carro de tiro. Eso nos deja con el tercer pilar sobre el que se mantiene la serie; el “caso de la semana”. Ese crimen o suceso lamentable que unido a los recuerdos de Mitchell y a su extenuante labor como alcalde de Nueva York, realmente nos vendía una historia que leer con interés.

Sin embargo, la fórmula, aunque original y atractiva; ha ido perdiendo empaque lentamente. ¿Parte de un plan establecido? Posiblemente. No obstante, todavía no se ha resuelto el mayor misterio de la serie y que tiene que ver con el origen de los poderes de Mitchell Hundred. Y ya en el tomo pasado pudimos ver como el “caso de la semana” empezaba a mezclar pasado, presente y futuro para empezar a dejar pistas sobre qué o quién es realmente Mitchell. Y lo más importante, a partir de este séptimo volumen se crea una trama de fondo, una conspiración que seguramente se desarrollará durante los 3 tomos siguientes y que nos mantendrá pegados a la serie hasta su final.

Porque la pérdida de ritmo quizás fuera la calma que precede a la tempestad. En su encuentro con el Sumo Pontífice, el alter ego de la Gran Máquina tendrá uno de sus momentos claves en relación a qué le hizo realmente aquella explosión el el río. No sólo la trama parece avanzar hacia adelante en una dirección determinada. Los personajes secundarios también y no podemos evitar sorprendernos a ver lo que la comisaria de policía tiene preparado a nuestro protagonista.

Quedan 3 números para que Ex Machina llegue a su final, nos atrevemos a predecir, después de lo visto hoy, que serán los más interesantes de toda la temporada.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>