Geomeun Jib (Black House)

Jun-oh es un empleado de un banco que en su primer día de trabajo recibe la llamada de una mujer buscando consejo. Ella le pregunta si el seguro que tiene contratado se paga en caso de suicidio…

A partir de ese momento, la vida de Jun-oh se convertirá en un auténtico infierno al verse envuelto en un caso de asesinatos, oscuros secretos y una casa prácticamente en ruinas…

Aún inédita en nuestro país y oriunda de Corea del Sur, Black House es una pelicula totalmente al uso, al menos dentro del género de los thrillers.

Con un arranque bastante lento nos presenta una situación bastante tipica hoy día. Un supuesto suicidio que, nuestro protagonista, es incapaz de ver como tal, metiendo las narices donde no le llaman para finalmente, poner en peligro su vida. Por supuesto mientras la policia hace caso omiso de sus pesquisas. Mucha gente podría pensar que esto es un punto negativo para el film. Y así es. Pero eso no significa que por este motivo, la pelicula ya no merezca ser vista ni disfrutada. Desde aqui siempre hemos defendido que nos pueden contar las veces que quieran la misma historia, pero que han de hacerlo de forma entretenida. Si no… ¿por que vemos más de una vez la misma pelicula?

Entonces, pese a ir por un camino que ya conocemos, la historia avanza de buena manera. El ritmo, aunque un poco lento (tipico del cine oriental) es bueno, las interpretaciones son más que correctas (aunque a los occidentales nos parezca que nuestros primos asiaticos son todos igual de inexpresivos) y toda la ambientación esta muy lograda. De todas formas, quizás por el hecho de ser tan correcta, no destaque en nada. Dejando un sabor un tanto indiferente a su término.

Y hablando de término, su final se alarga demasiado. Probablemente sobraba la ultima media hora, ya que los golpes de efecto se producen con demasiada antelacion, cuando lo ideal sería dejar las sorpresas para el final. Eso si, una muy buena última escena pone el broche a una pelicula, como ya hemos dicho, muy adecuada.

En definitiva, una pelicula que si llega a nuestras pantallas, puede que pase desapecibida o sea un taquillazo en función de la publicidad que se le de. Juega con la ventaja de poder venderse como terror oriental, muy de moda ultimamente. Para pasar un rato entretenido no está mal. Pero no destaca en absoluto.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>