[ANÁLISIS] The Ghost in the Shell – Clásico atemporal

Thriller futurista, protagonizada por Motoko Kusanagi, una cyborg medio humana, miembro de la policía tecnológica. Kusanagi con un cuerpo artificial y un cerebro mejorado por la ciencia realiza proezas sobrehumanas, necesarias en deber policial. De sobras es conocido ya Masamune Shirow, un autor que se prodiga poco, pero que, cuando lo hace, presenta obras de la calidad de Appleseed, Orion o Ghost in the Shell. En esta obra, Shirow nos deleita con sus obsesiones: las mujeres hermosas, la maquinaria, y una extraña fusión entre la genética y la robótica. Y todo ello con un trazo irrepetible.

Conocida por muchos desde hace décadas. Actualmente en boca de todos gracias a su reciente adaptación cinematográfica. Como viene siendo habitual Planeta Cómic no pierde la oportunidad de reeditar este clásico de cómic japones en una edición de lujo merecidísima dentro de su colección Trazado. Para aquellos que no sepan muy bien de que va la cosa, o como la mayoría de los aficionados, sólo conozca The Ghost in the Shell por su adaptación cinematográfica original, veamos un poco de contexto. The Ghost in the Shell fue una publicación regular aparecida en formato revista en el mercado japonés. Lo que se recopila en esta edición es el primer volumen de la obra (que contó con varias continuaciones en el mismo formato) en una edición impecable y que hará las delicias de cualquier coleccionista. Lamentablemente esta edición ha venido acompañada de algo de polémica por ciertos cambios aplicados a la hora de “censurar” ciertas escenas. Pero debe quedar claro, y por nuestra parte la polémica está más que zanjada, que todos estos cambios han venido marcados por el propio Shirow para la edición interancional del manga y que ahí Planeta tenía poco que decir al respecto.

Como comentaba antes muchos conoceréis la película de animación de Ghost in the Shell, pero a buen seguro (y a pesar de que sí que se ha publicado en nuestro país con anterioridad) no todos habéis tenido la oportunidad de leer la versión original que representa el manga. La duda es evidente. Siendo una película que muchos adoran y tratan con veneración. ¿Merece la pena dedicarle tiempo al manga? Una pregunta sin duda bastante complicada de responder, ya que si bien ambas obras cuentan en esencia la misma historia con los mismos personajes, la forma de contarlo difiere enormemente de una a otra. Mientras que en Akira la película es una versión muy resumida de la serie original y solo adapta el primero de seis tomos; la adaptación cinematográfica de The Ghost in the Shell cuenta la totalidad de la trama del manga sin dejarse fuera nada más que el relleno y lo hace de una forma mucho más seria y directa. De manera que quienes busquen el mismo estilo del anime en este tomo pueden sentirse seriamente decepcionados.

El manga de Ghost in the Shell es mucho más desenfadado que la película. De hecho, sobre todo en sus primeros episodios está muy cargado de humor y no resulta nada extraño ver a los personajes de repente poner caritas ‘kawaii’ (cabezones y cuquis) y hacer chistes malos. Conforme la trama avanza la cosa se va poniendo más seria, pero nunca se pierde del todo ese punto de vista que choca tanto con lo que conocemos de la película. Además de esto, la lectura de The Ghost in the Shell es un ejercicio de paciencia. Se trata de una obra muy densa, cargada de anotaciones a pie de página del propio autor que muchas veces no tienen nada que ver con lo que se está leyendo en ese momento. Aún así, el esfuerzo tiene recompensa. A fin de cuentas hablamos de una de las obras maestras del manga y aquellos que se precien de haber leido lo mejor de lo mejor no deberían tomarse a la ligera la posibilidad de dejar The Ghost in the Shell fuera de sus bibliotecas.

A fin de cuentas, si todavía dudamos sobre si comprarla o no, podemos estar seguro que la edición en la que se vuelve a presentar la obra nos decanta totalmente por el sí. Si sólo podemos leer The Ghost in the Shell de una forma, que sea este volumen de la colección Trazado. Como es habitual en la serie ya no sólo es agradable la lectura de la obra en cuestión. El simple hecho de tener un tomo de estas características en las manos ya produce placer entre los amantes de las ediciones más cuidadas. Planeta Cómic, una de las editoriales más criticadas hace años por este que les escribe por su falta de cuidado a la hora de acabar las ediciones de sus publicaciones (especialmente cuando se encargaban de Marvel y DC) ha aprendido y ahora parecen ser uno de los referentes más a tener en cuenta a la hora de dedicar mimo a sus publicaciones.

The Ghost in the Shell definitivamente no es un manga para todos, pero sin duda merece la pena arriesgarse a descubirlo.