[ANÁLISIS] Gravity Rush 2 – A vueltas con la gravedad

Dale la vuelta a todo lo que conoces y regresa a un mundo donde puedes modificar las leyes de la gravedad como mejor te parezca. Kat y Raven regresan en Gravity Rush 2 para embarcarse en otra aventura de vértigo en la que, a veces, caerse puede hacerte sentir como si volases. Experimenta con los nuevos poderes de Kat para cambiar la dirección de la gravedad y alterar su fuerza según te convenga. Domina las leyes de la física mientras exploras un amplio mundo lleno de misiones, retos y monstruosos demonios. Utiliza tus poderes en un entorno completamente destructible para acabar con los enemigos de formas nunca vistas hasta ahora. Desafía a tus amigos online con las funciones únicas para compartir de PS4 y lucha por subir puestos en la clasificación, acumular recursos o cazar tesoros.

Hubo un tiempo en el que Sony contaba con una consola portátil. Una máquina potente de reducidas dimensiones que nos trasladaría a multitud de mundos de fantasía en los que vivir mil aventuras. Curiosamente todavía no se la da por muerta oficialmente, sin embargo, los viajes prometidos no fueron tantos. Es verdad que por ejemplo, contamos con versiones muy encomiables de sagas como UnchartedKillzone, pero en líneas generales la cosa se ha ido enfriando sin más pena ni gloria. Sin embargo, a pesar de lo pobre del experimento, como decimos hubo algunas perlas que brillaron con luz propia. Una de ellas fue sin duda Gravity Rush. Y la prueba de su fuerza no es otra que el hecho de que contara con una remasterización para PS4 para preparar el camino para este Gravity Rush 2 que encaja como el otro medio medallón de la saga de manera perfecta.

Porque después de haber explorado de cabo a rabo la experiencia que nos ofrece Gravity Rush 2 cuesta imaginar la saga sin el binomio que conforman ambas entregas. Incluso se nos pasa por la cabeza la idea de que esta entrega estaba destinada a aparecer en PSVita y los devaneos de la industria decidieron llevar la saga a su hermana mayor. Gravity Rush 2 no sólo continúa donde quedara la primera entrega, si no que aprovecha su nuevo argumento para terminar de cerrar todas las tramas que quedaron abiertas en su momento. Transmite a la perfección la sensación de que se trata de un único videojuego dividido en dos partes, como Kill Bill. Por ello, antes de meternos en harina podemos afirmar que aquellos que disfrutaran de la primera entrega, se encuentran ante un título imprescindible en sus ludotecas. De hecho, si además de el original de Vita le hincásteis el diente al ‘remaster’ tendréis todavía más marcada esa sensación de continuidad.

Muchas cosas han cambiado. Pero muchas otras siguen igual. De hecho, la sensación es de continuidad, de evolución. Nos encontramos ante un nuevo paso del mismo camino. Por ejemplo, el mapeado es muchísimo más grande con aproximadamente el doble de espacio para recorrer. De la misma forma, se han añadido nuevas mecánicas como la presencia de una cámara de fotos o dos nuevos estilos de gravedad: Lunar (donde somos más ligeros) y Jupiter (donde somos mucho más pesados); ambos con diferencias jugables considerables. Sin embargo, las misiones secundarias siguen siendo repetitivas y muchas de ellas bastante pesadas de llevar a cabo (aunque se nota el intento de disimular y bañarlas de algo de originalidad). La historia principal, mucho más interesante que la del primer juego, al contrario que en éste, tarda mucho más en arrancar y no será hacia el inicio del tercer acto cuando nos tendrá verdaderamente enganchados.

Lo más interesante de Gravity Rush 2 es que todo lo que funcionaba en Gravity Rush se ha respetado, y se ha hecho un esfuerzo sensible por mejorar lo que no. Lamentablemente hay cosas que no acaban de cuajar del todo (como la cámara en combates con determinados estilos de gravedad) que deslucen ligeramente el resultado final. De un juego sobresaliente pasamos a un juego notable (muy notable si sois fans del primero). Sin duda las ventajas superan a los fallos y la experiencia general es muy positiva. Sobre todo con decisiones como la de incluir un DLC gratuito el próximo mes en el que aclarar algunas tramas relacionadas con el personaje de Raven que todavía quedaban sin explicar. Todo un acierto por parte de sus creadores que le suma bastantes enteros a un título de lo más recomendable.

Eso sí. Si no habéis pasado nunca por Hekseville os recomendamos hacerlo en orden y empezar por el primer Gravity Rush. Después iréis al segundo de cabeza.

Imagen de previsualización de YouTube