The League of Extraordinary Gentlemen Vol. 2 – Con buen gusto

Un mes después de los eventos narrados en el primer volumen, los cielos de Inglaterra se ven invadidos por naves de Marte. Solo nuestros aventureros Allan Quatermain, Mina Harker, Capitán Nemo, Hawly Griffin y Edward Hyde pueden salvar el país y el planeta entero. 

Hay dos motivos principales por los que uno debería hacerse con una copia de esta segunda entrega de The League of Extraordinary Gentlemen que Planeta nos brinda bajo el formato de la Colección Trazado. El primero de ellos implica la ausencia de la obra en nuestras bibliotecas. Si no hemos leído nunca The League of Extraordinary Gentlemen (o lo hemos hecho pero no contamos con la obra en nuestra posesión) nos encontramos ante una obra imprescindible en cualquier colección que se precie. Sobre todo en aquellas pertenecientes a los amantes de la literatura. Si ya contamos con las aventuras de Quatermain y compañía en nuestras estanterías, aún así puede interesar renovar nuestra vieja copia en grapa (o en tapa dura, dependiendo de cuando los hiciéramos con ella) con esta bellísima edición que nos llega ahora.

El primer volumen de The League of Extraordinary Gentlemen es una obra imprescindible por diversos motivos que ya analizamos hace algunos meses. Lo mejor de todo es que su segunda entrega no se queda atrás, y en algunos casos bien se podría considerar que supera a su predecesora, al contar con más guiños a la literatura fantástica de siglos pasado. Aquellos más avezados (y nosotros no nos consideramos como tales) encontrarán referencias a Una princesa de Marte de  Burroughs, a La Guerra de los Mundos de Wells, La Isla del Dr. Moreau  de Wells también y muchísimos más elementos sacados e integrados con sumo acierto entre las páginas de este segundo volumen.

Cuando llega una secuela en cines, siempre se intenta la fórmula del “más y mejor” que no siempre se consigue. Con este segundo The League of Extraordinary Gentlemen, Moore no sólo lo logra si no que deja espacio para que el resto de continuaciones que ha tenido la serie, acaben siendo devoradas con avidez a pesar de que el listón bajará muchos enteros a partir de aquí. No hay que olvidar, que diversas constantes en la franquicia como son los relatos novelados que vienen como complemento en cada número o las páginas de publicidad “sacadas” de folletines de la época doblan el encanto de la obra y cierran el círculo de perfección que suponen tanto fondo como forma.

En cuanto a la edición en sí misma, los poseedores del tomo anterior encontrarán pocas sopresas. La edición es inmaculada, desde las fantásticas cubiertas, con una textura tremendamente agradable al tacto como vistosa, a su interior perfectamente estructurado y aprovechado hasta la última página. La obra de seis episodios se presenta para ser leida de corrido, sin interrupciones. Para después ofrecer no pocas páginas de contenido extra que incluyen los retratos de los protagonistas (que hacían las veces de contraportada en las grapas originales), la historia novelada ofrecida también por entero y continuada así como las portadas originales y algunas páginas “de relleno” con pasatiempos o anuncios incluidos en los tebeos originales.

Sin lugar a dudas una edición de lujo para una obra que finalmente quedará recopilada en los próximos meses en su totalidad (si no olvidamos que El Dossier Negro sigue siendo ese ‘rara avis’ que merece andar por separado).

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>