[ANÁLISIS] Need for Speed: Rivals – Burlando la ley, burlando la ley

Los pilotos son lobos solitarios en busca de gloria, que pilotan coches ágiles diseñados para carreras a gran velocidad y persecuciones épicas. Los policías trabajan en equipos, para perseguir y detener a los pilotos con todo el poder del cuerpo de policía. Los intensos momentos de competición son más emocionantes que nunca gracias a tecnologías de persecución que podrás mejorar y que están personalizadas para cada bando. Los pilotos utilizan estas tecnologías para dejar atrás a la policía, empleando sistemas de sobrecarga de turbo, inhibidores y pulsos electromagnéticos. Los policías están armados para realizar detenciones agresivas, empleando ondas de choque, inhibidores y solicitando barricadas y helicópteros de apoyo. Cada bando tiene acceso a diferentes superdeportivos, tecnologías, misiones e hitos en su modo historia. Cambia de bando cuando quieras para conseguir los coches que necesites y la tecnología que quieras y juega en el papel que más desees con un sistema de progresión diferente para cada bando.

news_photo_34999_1384378785

Dicen los más hirientes que en EA nada más que se sacan juegos para canis (o kinkis, como prefiera el dialecto de cada uno), que la empresa vive del tirón de los juegos de coches y de deportes, verdadera afición de los más barriobajeros de cada ciudad. Lejos de ser nosotros quienes reafirmemos o contradigamos semejante afirmación queremos constatar un hecho: la saga Need for Speed está ligada ya de manera indisoluble a la historia de los videojuegos. Uno ya va teniendo sus añitos, y la memoria no es lo que era. Quizás se trataba del Need for Speed 3 (o puede que fuera el 2, vaya usted a saber), de aquél juego de carreras con deportivos en circuitos urbanos donde teníamos que huir de la policía en nuestra ya jurásica PSOne.

Llevábamos ya mucho tiempo jugando a juegos de carreras, pero Need for Speed nos ofrecía algo nuevo. Salir de los circuitos de la Fórmula 1 o NASCAR para correr por ciudades de todo el mundo, esquivando el tráfico de la noche y retándonos a llegar a la meta antes de que la policía nos estampase contra el quitamiedos en la próxima curva. No importaba que el único juego que contase con modelos de vehículos reales fuera Gran Turismo, la emoción de Need for Speed era algo completamente diferente. Mucho ha llovido desde entonces, y la franquicia se ha convertido en una constante con cada año que pasaba. Need for Speed: Undercover, Need for Speed: Shift, Need for Speed: Hot Pursuit, Need for Speed: Shift 2, unleashed, Need for Speed: The Run, Need for Speed World, Need for Speed: Most Wanted… la eterna batalla entre pilotos y policía siempre ha sido el eje en torno al cual se ha movido siempre la saga y ahora con Need for Speed: Rivals la lucha se acentúa más si cabe.

need-for-speed-rivals-playstation-3-ps3-1377014715-010

Con dos campañas para jugar en solitario, o acompañado de nuestros amigos gracias al sistema ‘AllDrive’ podremos ponernos al volante de las máquinas más potentes de cada concesionario para demostrar que somos el mejor piloto del condado… o el mejor agente de la ley. Tendremos un mundo abierto por el que movernos y en el que conforme ascendamos de rango, irán apareciendo nuevas pruebas que superar. Mientras avanzamos en la historia se nos irán ofreciendo diversas misiones (desde conseguir una puntuación objetivo, a desplegar cierto tipo de contramedidas, pasando por las acrobacias más arriesgadas). Todo dispuesto para que cada jugador avance a su ritmo y siguiendo aquel camino que más le pueda interesar. Sin embargo, esto hace que los primeros compases del juego sean algo confusos y que en algún momento nos sorprendamos circulando a toda velocidad sin tener muy claro qué hacer a continuación.

El juego es largo, con 60 rangos por campaña mas después la posibilidad de completar todas y cada una de las pruebas con la mejor puntuación. Después incluso podremos dedicarnos a ayudar a nuestros conocidos a superar diferentes retos. Sin embargo, a pesar de su duración, la historia del juego nos parece bastante sosa, y está más que nada para justificar que el juego no sea correr por correr sin más. Con antecedentes como Driver o incluso Grand Theft Auto y con un largometraje de camino a las salas de medio mundo, esperábamos algo con mucha más profundidad de lo que se nos ofrece en este Need for Speed: Rivals. Sin embargo, que cinco pilotos estén a punto de escapar en tus narices, y en el siguiente cruce se te unan dos amigos a la caza, o ir circulando tranquilamente y ver a un colega rebasando todos los limites de velocidad, o escapar en el último segundo de toda tu pandilla montando controles de velocidad, son experiencias que sólo puede ofrecer un juego 100% Need for Speed.

Imagen de previsualización de YouTube

Muy recomendado para los amantes de la conducción (sean canis o no) ofrece mucho más que correr por correr y gráficamente es de lo mejorcito que podemos encontrar en PS4. Habrá que ver que pasa cuando llegue DriveClub.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>