[ANÁLISIS] Pandemic – Aquí empezó todo

¿Seréis capaces de salvar a la humanidad? Como miembros de un equipo especializado en la contención de enfermedades, tendréis que controlar la expansión de cuatro plagas mortales mientras lucháis por descubrir la cura para cada una de ellas. Para conseguir vuestro objetivo tendréis que viajar a lo largo y ancho del globo, tratando a los infectados y buscando los recursos necesarios para sintetizar cada una de las curas. Si queréis triunfar en esta misión, deberéis trabajar en equipo sin olvidaros en ningún momento de vuestras habilidades personales. El tiempo avanza sin descanso mientras las epidemias se suceden y nuevos brotes amenazan con extender la enfermedad. ¿Podréis encontrar las cuatro curas a tiempo? ¡El destino de la humanidad está en vuestras manos!

El mundo de los juegos de mesa (y por juego de mesa a efectos prácticos también nos referimos a miniaturas, cartas o rol, entre otros) cuenta en su haber con numerosas franquicias o sagas de reconocido éxito. Hablamos por ejemplo de títulos como Star Wars, Los Mitos de Cthulhu, Warhammer, El Señor de los Anillos… Pero con el paso del tiempo también empiezan a brillar con luz propia otros títulos que se han ido desarrollando año tras año, grandes joyas del medio, que provienen de unos nacimientos más humildes, alejados completamente de mundos creados previamente y que aseguran su buena tirada de ventas. Hablamos por supuesto de Carcassonne, Catán… y cada vez con más fuerza: Pandemic.

pandemic

Es cierto que a pesar de ser un juego con solera y una buena cantera de jugadores acumulada con el paso de los años; ha sido más recientemente con la publicación de sus dos ediciones de la primera temporada de Pandemic: Legacy donde la saga a subido como la espuma al podio de los grandes del mundo de los juegos de mesa. Pero este pelotazo no es gratuito. Pandemic no está en boca de todos sólamente porque con Legacy realizaran una apuesta arriesgada y les saliera bien. Detrás de el éxito hay mucho trabajo de preparación y un juego básico con una jugabilidad y unas mecánicas muy pulidas y bien testeadas.

Como toda saga tiene un principio (que rezaba el eslogan de La Amenaza Fantasma allá por 1999), en Cazadores de Recompensas nos aventuramos a desandar el camino de Pandemic hasta sus origenes. Aprovechando la reciente vuelta a la venta del título básico de la serie lo hemos testeado a fondo para llegar a la conclusión de que se trata de un título que debe estar en cualquier ludoteca que se precie. Para empezar por lo sencillo que resulta aprender a jugarlo (y sin esas mecánicas que inevitablemente dan lugar a situaciones que no se aclaran en las reglas y que nos tienen meses jugando al juego de forma inadecuada). Pero Pandemic no sólo es fácil de aprender, también es rápido de jugar. Una vez hayamos echado unas cuantas partidas, raramente invertiremos más de una hora en finalizar (para bien o para mal) nuestra misión de salvar al mundo de la enfermedad.

image003

Sí, quizás el juego no sea especialmente inmersivo. No cuenta con una narración que nos lleve a lo largo del mundo en pos de las ansiadas curas a los males del mundo. Pero para eso, como ya hablaremos más adelante, tenemos Pandemic: Legacy. El juego básico de Pandemic está pensado para ser rejugado hasta el infinito y al igual que ocurría con ¡Rescate! lo más divertido partida tras partida es ver como en un par de turnos, la situación puede descontrolarse completamente. De hecho, se trata de un juego con el que parece guardar similitudes en cuanto a mecánicas, por lo que si os gusta uno, dificilmente dejará de hacerlo el otro. Pero que nadie se equivoque, aprender a jugar a Pandemic es fácil, pero dominarlo es harina de otro costal.

Y sin lugar a dudas es un título que se disfruta muchísimo más a cuatro bandas.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>