[ANÁLISIS] Planetary 5 – Las últimas piezas del puzzle

En su empeño por derrotar a los Cuatro, Elijah Snow busca respuestas que tal vez pueda proporcionarle un viejo conocido: John Stone. De Brasil al espacio exterior, pasando por Kazajistán, los Arqueólogos de lo Imposible se disponen a enfrentarse contra Randall Dowling y Kim Süskind; y bien podría estar en juego el destino de la humanidad.

¡Último tomo! Después de un corto pero confuso viaje llegamos a la despedida y cierre de Planetary. Las cartas ya estaban sobre la mesa y con dos de los Cuatro eliminados, sólo restaba que Elijah Snow realizara su última jugada. Y como no podía ser de otra manera, estos cuatro últimos episodios recopilados en el presente volumen cumplen cuatro funciones específicas y concretas. Ya quedan atrás los homenajes y los guiños a la cultura popular del siglo XX. Ahora llega el momento de encajar las últimas piezas de un puzzle amplio y complejo. De apagar las luces y echar el cerrojo sin que quede nada sin ordenar.

El primer episodio pone en conciliación a Elijah Snow con sus compañeros después de que éste cambiara radicalmente al recuperar sus recuerdos. Sirve de prefacio al final y nos resume todos los datos claves sucedidos hasta ahora necesarios para comprender la batalla que se avecina. Algo así como el giro argumental que habitualmente se sitúa entre el nudo y el desenlace de una obra. Pero claro, sintiéndose amenazados os podemos garantizar que los Cuatro no se quedarán de brazos cruzados. El segundo capítulo termina de atar cabos, a estas alturas no sabemos casi nada de los Cuatro y la función de este episodio de Planetary es la de remediar eso. Asistiremos a su origen y eso nos ayudará a comprender sus motivaciones.

El climax de la obra llega con el tercer capítulo, donde Planetary se enfrentará a lo que queda de los Cuatro. Un número que no dejará indiferente a nadie y que bien podría ser el cierre de la colección, sin embargo… Todavía queda un cabo suelto, además de que cualquier colección que se precie ha de tener un epílogo, un último episodio que permita que lo leído hasta ahora se asiente y el lector asimile las consecuencias de lo sucedido. Esa es la función del cuarto y último episodio de Planetary (el número 27 americano).

Pero la cosa no acaba aquí. Este quinto volumen de Planetary se complementa con un último especial. El cruce con la Liga de la Justicia que nos mostrará una realidad familiar pero diferente a todo lo que conocemos, y a un Planetary mucho más parecido a los Cuatro de lo que nos gustaría como lectores. Un broche excepcional para una colección irrepetible. A lo largo de cinco tomos hemos disfrutado, no sólo de las aventuras de la organización, si no de todo el conocimiento que han ido recopilando. Y ese conocimiento, no deja de ser el nuestro. El de nuestra cultura. El de una sociedad que desde sus orígenes en la prehistoria, ha sentido la necesidad de contar/consumir historias.

Brindemos nuestro más sentido aplauso a Planetary, una serie que si bien no ha llenado nuestra comprensión en algunos momentos, sí que lo ha hecho con nuestro corazón al mostrarnos por qué amamos la ficción como lo hacemos.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>