[ANÁLISIS] Predicador Vol. 6 – Guerra bajo el sol

El Todopoderoso ha abandonado el Cielo, y el reverendo Jesse Custer, con la ayuda de su novia Tulip y su mejor amigo, el vampiro irlandés Cassidy, pretende descubrir por qué. Pero el Señor es difícil de localizar, incluso para alguien cuya alma se ha fundido con una entidad sobrenatural y casi omnipotente llamada Génesis. Para encontrar el rastro, Jesse necesita meterse en su propia cabeza para tener una conversación cara a cara con su invitado… y para eso, un poco de peyote tomado bajo el cielo de Arizona parece lo adecuado. Sin embargo, lo que le espera en Monument Valley, es algo mucho menos espiritual: todo un regimiento de tanques del ejército de los EE. UU., comandado por el nuevo Gran Padre del Grial, Herr Starr. Decidido a hacerse con el poder de Génesis para sí mismo, Starr está dispuesto a usar todo el arsenal del ejército norteamericano para imponerle su voluntad a Jesse… y ninguno de los dos bandos saldrá de este enfrentamiento sin sufrir grandes bajas.

Jesse Custer ya se ha enfrentado con anterioridad a El Grial, la sociedad secreta responsable de salvaguardar el linaje de la sangre de Cristo, en una historia que no terminó demasiado bien para dicha organización. Sin embargo, en este sexto tomo sus caminos volverán a cruzarse en una batalla en la que tres individuos (el reverendo, su novia asesina y su amigo vampiro) tendrán que luchar contra una fuerza que los supera ampliamente en número y poder destructivo. Los cómics de superhéroes siempre anuncian cada evento repitiendo que “nada volverá a ser como antes”. En esta ocasión es Predicador la serie que marca un punto de inflexión que nos dejará a todos con la boca abierta y preguntándonos qué sucederá a continuación.

Porque con una duración de nueve volúmenes, este sexto tomo encara ya la recta final de una serie que se encuentra en pleno proceso para ser adaptada a la televisión. Una jugada interesante pero que nos tememos que acabará en fracaso. No creemos que las cadenas de televisión tengan la valentía suficiente en la actualidad, con su afán de alcanzar el mayor número de público posible, de adaptar el tono irreverente de una serie como Predicador. Muchísimo menos de llegar a los extremos que podemos ver en esta sexta entrega.

Los personajes de Predicador son primarios, viscerales y descarnados. Persiguen sus motivaciones sin importarle qué o a quienes destrocen en su camino y, seamos sinceros, ninguno está bien de la cabeza. Trasladar las acciones que se manifiestan en Guerra bajo el sol a la pequeña pantalla va a requerir de algo más que un esfuerzo de fidelidad. Va a necesitar de los reaños de ofender a un sector del público, para conectar con otro que adora Predicador como una de las series de cómic más rompedoras de los últimos años.

Porque pocas veces hemos visto a un grupo protagonista como el de Predicador. Unos personajes que, con lo que se les viene encima, tendrán que estar más unidos que nunca frente a la adversidad. Sin embargo, sabiendo ya de qué pie cojea cada uno. No tenemos muy claro si serán capaces de mantenter la integridad del grupo por encima de intereses personales. Porque aunque la exageración sea lo que los define; así somos los seres humanos en realidad. Siempre dispuestos a mandarlo todo a tomar por culo por conseguir aquello que queremos. Aunque sepamos que no nos conviene.

Leer Predicador es hacer un viaje al corazón más oscuro de la humanidad. ¿Quién querría perdérselo?

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>