[ANÁLISIS] Race the Sun – El sol es tu motor

Eres una nave propulsada con energía solar. El sol es tu temporizador mortal. Lánzate hacia la puesta del sol a velocidad vertiginosa en una inútil carrera contra el tiempo. Retrasa lo inevitable capturando propulsores de velocidad que reviertan la puesta del sol, aunque solo sea por un momento. Race the Sun se inspira en los juegos de arcade del pasado centrándose en las puntuaciones altas, sesiones de juego cortas y pura diversión mezclada con una estresante tensión. Las reglas son simples: no te estrelles, permanece en la luz, y no reduzcas la velocidad.

Aquellos acostumbrados a jugar en dispositivos móviles (quizás las nuevas videoconsolas del futuro) habrán descubierto una exasperante tendencia en el mercado de aplicaciones disponibles. Cada vez son más los productos que se anuncian como gratuitos, y después incorporan unas compras dentro de la aplicacion prácticamente imprescindibles para poder avanzar en el juego. Sin embargo, muchos jugadores son reacios a pasar por caja de esta manera por lo que las desarrolladoras suelen ir a lo seguro ofreciendo una y otra vez los mismos formatos y clichés manidos hasta la saciedad.

Race-the-Sun-Sunset

Uno de estos estándares es el conocido como ‘endless run’. Suelen ser juegos sin final en los que se trata de llegar lo más lejos posible realizando una serie de requisitos (alcanzar determinada distancia, conseguir ‘X’ número de puntos, usar un objeto en particular) y vuelta a empezar. El 90% de los juegos nacidos bajo este formato suelen ser aburridos a largo plazo y no suelen ofrecer reclamos suficientes para mantener al jugador enganchado más allá de la partida ocasional. Por este motivo al descubrir que Race the Sun era un ‘endless run’ mis expectativas sobre el título cayeron en picado.

Sin embargo, tras un par de partidas me encontraba completamente enganchado y no pulsar el botón de ‘retry’ suponía más esfuerzos de los inicialemente previstos. Porque Race the Sun tiene mucho más de recreativa clásica que de juego de móvil. Sí, no hay un objetivo ni final claro en el juego. Pero a cada nueva partida desbloqueamos nuevos potenciadores y habilidades que nos permiten llegar unos metros más lejos de la vez anterior. Y cada nuevo trofeo que desbloqueamos, nos deja ver claramente que somos capaces de conseguir el siguiente.

Race-the-Sun-2

Race the Sun no es un título largo. Dándole mucha caña y siendo habilidosos conseguiremos superar todos los retos en  poco tiempo y a otra cosa, mariposa. Sin embargo, los últimos desafíos son de lo más exigentes. Y el hecho de que cada 24 horas cambien los escenarios, hace difícil memorizar un camino seguro para alcanzar nuestras metas. Así que si sois usuarios Plus, no perdáis la oportunidad de disfrutarlo este mes de manera gratuita en cualquiera de vuestras consolas de Sony, entre las que además, podréis compartir la partida gracias al ‘cross-play’.

Sin lugar a dudas no se trata de un juego imprescindible, pero sí que podemos asegurar que Race the Sun puede ofreceros entretenimiento para esas horas muertas en las que no sabemos a qué jugar.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>