Remember Me – Yo, si te he visto, no me acuerdo

Neo-París. 2084. Nuestros recuerdos pueden ser ahora digitalizados, comprados, vendidos e intercambiados. Los últimos vestigios de la privacidad y la intimidad han sido eliminados en lo que parece ser una evolución lógica del crecimiento explosivo de las redes sociales desde los inicios del siglo XXI. Los ciudadanos han aceptado esta sociedad vigilada a cambio del confort que la tecnología inteligente puede ofrecer. Este control de la memoria otorga inmensos poderes a un puñado de personas. Remember Me es una aventura de acción en tercera persona donde los jugadores toman el papel de Nilin, una antigua cazadora de memoria de élite con la habilidad de penetrar en la mente de las personas y robar o alterar sus recuerdos. Las autoridades, temerosas de sus habilidades y del conocimiento que posee, la arrestaron y limpiaron su memoria. Tras su huida de prisión, Nilin se embarca en la misión de recuperar su identidad, ayudada por su único amigo. Esta búsqueda de su pasado le llevará a ser cazada por las personas que crearon esta sociedad controlada.

RM_PressTour2013__02

Cada día resulta más complicado arriesgar, o más sencillo repetir. En una sociedad que culturalmente vuelve a demandar una y otra vez lo mismo siempre es un valor seguro continuar con una saga que posea una cierta vigencia o volver a traer al primer plano obras que gozaron de éxito en su momento. Estamos constantemente al tanto de secuelas, precuelas, ‘remakes’ y ‘reboots’ que a veces cuando llega algo tan genuino como fueron en su momento aquellos ídolos que hoy veneramos, nos pasa completamente desapercibido. Remember Me es un buen ejemplo de ello. Los que nos sigáis habitualmente habréis comprobado que hemos hablado recientemente de un Donkey Kongde un Resident Evil Dragon’s Dogma (por no mencionar los trailers de Thief, Castlevania: The Lords of Shadow 2, Wolfenstein: New Order Plantas vs. Zombies 2) absolutamente ni uno sólo de los títulos mencionados se trataba de una nueva franquicia, y con total seguridad, todos os resultan más familiares que el juego que analizamos hoy.

Y es una pena, porque Remember Me es una apuesta arriesgada que gustará a muchos que ni siquiera se atreverán a darle una oportunidad por el simple hecho de no llevar un 2 (o un 3, 4, 5…) en el título. Es verdad que no se trata del mejor título que podemos encontrar ahora mismo en el mercado, pero tiene una serie de elementos que se encuentran justo donde deberían; y que dejan entrever un potencial enorme de cara a futuras ediciones (que esperamos que las haya). De entrada lo primero que hay que destacar es su cuidadísimo trabajo artístico. Desde los diseños de Neo-París a los de la propia Nilin nos encontramos ante un derroche imaginativo que nos recuerda a estéticas tan míticas como las de Blade Runner o Minority Report. El argumento es digno de una novela del grandioso Philip K. Dick. Y la posibilidad de remezclar los recuerdos de los demás, se nos antoja como un planteamiento sencillamente delicioso y una de las mecánicas más originales de los últimos años a la hora de mostrar los rompecabezas. Con todos estos elementos estamos seguros de que a día de hoy, el juego cuenta ya con un respetable número de seguidores acérrimos, como ocurriera con Mirror’s Edge (juego con el que guarda algún tipo de similitud que aún no hemos sido capaces de matizar). Y de la misma forma que ocurriera con este último, una serie de aspectos que no han sido pulidos por completo pueden hacer que el juego tarde en volver a ver la luz. Esperamos que sus creadores sepan ver más allá y expriman todo eso que pueden darnos en caso de querer seguir adelante.

RM_PressTour2013__10

Hay una serie de elementos que están donde deben, pero no cómo deben. Por ejemplo, pese a que los combates son interesantes por la posibilidad de personalizar nuestros propios combos, quizás hubiera sido todo un caramelo contar con un sistema de lucha similar a los de la saga Batman Arkham. Las fases de escalada son tremendamente sencillas y el único reto reside en encontrar una serie de coleccionables repartidos por caminos alternativos al principal. Los fantásticos puzzles de remezclado de memoria se nos antojan pocos y quizás sería una buena idea para la próxima, plantearlos con varias alternativas que afecten al desarrollo del juego. Y en sí, nos encontramos ante un título breve y con poca exigencia a nivel de dificultad. Ninguno de estos detalles (que le evitan el llegar a ser un producto redondo) entorpece la experiencia de juego en ningún momento (en ocasiones habrá que repetir algún salto debido al tosco sistema de control, pero lo puntos de guardado son frecuentes). Sí hemos oído algunas quejas de usuarios que se han encontrado ante copias del juego que daban problemas de audio (diálogos que suenan doble o se entrecortan) y vídeo en algunos momentos, pero no se trata de una queja generalizada ni mucho menos por lo que cabe preguntarse si se trata de algún bajo porcentaje de copias en mal estado (algo parecido ocurrió con Uncharted 3). Por último os recomendamos fervientemente que juguéis al juego en versión original porque, si bien los actores de doblaje cumplen con su papel a la perfección, los secundarios no se encuentran tan cuidados y rompen un poco la magia del momento.

En definitiva, un gran juego que se queda a unos metros del podio de los mejores por algunos detalles, que sin entorpecer para nada la experiencia si que deberían pulirse de cara a una secuela que, al menos nosotros, estamos esperando con ganas. Aquellos indecisos, entrad en la web que os enlazamos al final del artículo y encontraréis un entretenidísimo reportaje sobre el fundador de Memorize, la empresa que aparece en el videojuego. No tiene desperdicio.

Imagen de previsualización de YouTube

Diario Interactivo | Antoine Cartier-Wells

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>