[ANÁLISIS] Sine Mora EX – Pium, pium, pium

Sine Mora EX es un shoot’em up de desplazamiento lateral que ofrece un desafío único, donde el tiempo es el factor definitivo. Mexclando jugabilidad de sooter clásico con una presentación contemporánea, Sine Mora EX es un shoot’em up maravilloso que ofrece tanto un Modo Historia que nos trae una historia de altísima calidad y un Modo Arcade que ofrece profundidad, juego satisfactorio y reto para los fans del género. Con múltiples maneras de manipular el tiempo, Sine Mora EX ofrece más de 50 combinaciones de armas para completar cada una de las bellas fases que se ajustan a las habilidades del jugador con dificultad escalada. 

No conozco a mucho jugador de videojuegos que le haga ascos a los juegos de “avioncitos”. Desde el clásico Space Invaders a las propuestas más modernas con una dificultad endiablada que vienen de japón. Pasando por sorpresas de lo más satisfactorias como aquel Resogun que abría el catálogo de una PS4 que ya peina sus primeras canas. Esa sensación de dejar apretado el botón de disparo, empezar a moverse como un loco por el lateral (o la base) de la pantalla e ir viendo como poco a poco nuestro arco de fuego va agrandándose con cada nuevo modificador no sólo no tiene precio, si no que ha dotado de personalidad a un juego único.

Sin embargo, por buenas sensaciones que nos deje el género, hemos de reconocer que rara es la vez que nos apetece jugar realmente un juego completo de ese estilo. Sólo los verdaderos incondicionales son los que realmente se dejan horas y horas delante de la pantalla, aprendiendo esos patrones de disparo de los jefes finales para conseguir llegar a un final prácticamente imposible de alcanzar. Sin embargo Sine Mora EX es, al igual que sucedió con Resogun hace algunos años uno de esos títulos que por excepción, acaban confirmando la regla. Al tener un modo historia con una dificultad equilibrada, te anima mucho a completar el juego. Pero una vez ahí, la aventura no hace más que empezar.

El diseño de sus niveles y sus jefes finales es (además de precioso) tan inteligente, que no cansa volver una y otra vez sobre tus pasos. Y el diseño de desafíos (trofeos, logros, como queramos llamarlos), además de ser ingame, están tan conseguidos y cuentan con una dificultad tan ajustada, que invitan siempre a una nueva partida en busca de tal o cual objetivo necesario para pasar al siguiente. Posiblemente Sine Mora EX sea uno de los títulos del género al que más horas he jugado (y todavía lo hago mientras lucho día tras día por esos retos que todavía me queda por completar.

Pero una de las cosas que más me han gustado de jugar a Sine Mora EX ha sido el haber elegido acertadamente la plataforma donde hacerlo. Nintendo Switch. Y no digo esto por hacerle publicidad a ninguna marca en particular. Pero Sine Mora EX es un juego que luce muy bien en la televisión, y se juega mejor en portátil. Al igual que Sonic Mania parece un título diseñado para ser disfrutado en la híbrida de Nintendo. Y la cantidad de veces que he tenido que recargarle la batería a la máquina atestiguan mi afirmación. Sine Mora EX es una gran adquisición para cualquier ludoteca, pero su versión para Switch es imprescindible si contáis con la consola en vuestro haber.

Posiblemente Sine Mora EX no es un juego para todo el mundo. Pero sin duda es el shooter de acción lateral más “para todos” de los que se han hecho en los últimos años.

Imagen de previsualización de YouTube