[ANÁLISIS] 007: Spectre – Reinventándose de nuevo

Un críptico mensaje del pasado envía a James Bond a una misión secreta a México D.F. y luego a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra, la hermosa viuda de un infame criminal. Bond se infiltra en una reunión secreta y descubre la existencia de una siniestra organización conocida como SPECTRE. Mientras tanto, en Londres, el nuevo director del Centro para la Seguridad Nacional cuestiona las acciones de Bond y pone en duda la importancia del MI6, encabezado por M. De modo encubierto Bond recluta a Moneypenny y Q para que le ayuden a buscar a Madeleine Swann, la hija de su antiguo archienemigo, el Sr. White, que quizá tenga la clave para desentrañar el misterio de SPECTRE. A medida que Bond avanza en su misión, descubre una estremecedora conexión entre él mismo y el enemigo que busca.

Sin duda estamos ante la saga más longeva del cine, nada menos que 24 títulos y más de 50 años de historia que tiene el señor Bond a sus espaldas en el mundo del cine. Como si de un superhéroe de cómic (de estos con cientos de episodios a cuestas) las películas de 007 han tenido que reinventarse con el paso del tiempo, no sólo estética si no argumentalmente también, para adaptarse a los nuevos tiempos y para quitarse el óxido de las solapas de la chaqueta. Con la llegada de Casino Royale parecía que la saga iba a reiniciarse de la manera más drástica posible (empezando completamente de nuevo). Sin embargo, la presencia de Judi Dench (la espléndida M de la etapa previa) no nos dejaba claro hasta que punto el cambio era real.

sp4

Se ha dicho siempre que las películas de 007 nunca han contado con una continuidad clara entre ambas entregas, algo que es completamente falso como recordarán los fans que lo vieron casarse (algo que se menciona en numerosas entregas de la saga, incluso en la etapa de Pierce Brosnan) o sus numerosos enfrentamientos contra Blofeld (que aparece hasta en 5 entregas casi consecutivas de la serie). Pero es cierto que hasta la llegada de Quantum of Solace, el agente secreto británico nunca había contado con una continuación directa de ninguna de sus entregas. Tras ver Skyfall llegamos a la conclusión de que había sido un hecho aislado (y la poca calidad de Quantum tampoco nos indicaba que fuera a tener más repercusión).

Y es entonces cuando llegamos a Spectre y de repente todas las piezas del puzzle comienzan a encajar. Tras presentarnos a unos nuevos y flamantes Tanner, Q, M y Moneypenny llegamos al punto en el que se revela que todas las nuevas películas del Bond encarnado por Daniel Craig obedecen a un mismo plan establecido. Una suerte de nueva línea temporal iniciada por Casino Royal y que se extenderá como mínimo hasta la todavía inexistente Bond 25 (la última en teoría con Daniel Graig en el papel). Una nueva declaración de intenciones que sienta estupendamente a la franquicia, pero que no tenemos claro cuanto durará.

spectre

Porque aunque Casino Royale, Skyfall Spectre son tres buenas películas (sobre todo la primera) todas adolecen de un defecto que hacen que al menos el fan de toda la vida vea las cintas con cierta angustia. A pesar de ser un reseteo en toda regla, siempre está presente ese vaivén de Bond entrando y saliendo del MI6 (si no es porque se le da por muerto, es porque se retira, si no, porque la organización no reconoce sus actos, o el díscolo agente decide ir por libre) y eso es algo que acaba cargando. Por otra parte, hemos visto como la saga evolucionaba de un Bond que renegaba completamente de su pasado a uno más clásico que aunque todavía evita ciertos temas recurrentes como los gadgets o esa manía de no despeinarse, cada vez con más frecuencia se sorprende homenajeándose a sí mismo.

Quizás sea eso, o quizás sea que este que les escribe se crió con el Bond de Brosnan, posíblemente el más autoparódico de todos. Y tanta seriedad, tanto pesimismo, y tanta bajona pertenezcan a una nueva generación mucho más cínica que la mía. Independientemente, volveré a esperar con ilusión la nueva entrega que nos tengan preparada.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>