[ANÁLISIS] Star Wars: Capitana Phasma – Cubo cromado

Las fuerzas de la Resistencia de la general Organa han organizado un ataque directo contra la base Starkiller, donde la Primera Orden tiene su arma más poderosa. Un pequeño equipo de asalto compuesto por Han Solo, Chewbacca y el antiguo soldado de asalto FN-2187 (que ahora se hace llamar Finn y lucha contra la resistencia) se ha infiltrado en la base para desactivar sus escudos. Mientras la superarma de la base (capaz de destruir planetas enteros) se está cargando, el trío anteriormente mencionado obliga a la Capitana Phasma a desactivar los escudos, lo que da pie a que la Resistencia ataque con todas sus fuerzas. Después, obligan a la Capitana a que se tire a un colector de basura. Pero, claro, no es que Phasma tenga intención de estar mucho tiempo allí….

Cuando un ve (una y otra vez) Star Wars: El despertar de la Fuerza, queda patente que hay mucho que todavía ha de ser contado. El hueco entre la Batalla de Jakku (apenas un año después de El Retorno del Jedi) y El despertar de la Fuerza se nos antoja todavía hoy un abismo insalvable relleno de innumerables incógnitas que esperan respuesta. Pero no solo nos referimos a preguntas de tipo cronológico sobre el nacimiento de la Primera Orden, los nuevos Jedi y su caída o los devenires políticos entre la República y la Resistencia. Cuando uno se sienta a visionar el séptimo episodio de la saga, uno se encuentra con una serie de personajes de gran fuerza visual, pero cargados de misterio. Uno de esos personajes es la Capitana Phasma. Y con este comic, podremos echar un ligero vistazo (metafórico) bajo su casco para conocerla mejor.

El cómic arranca en los últimos compases de Star Wars: El despertar de la Fuerza, e inmediatamente continúa desde ese punto para rellenar el hueco (siempre desde el punto de vista de la capitana) que une brevemente la película con la nueva Star Wars: Los últimos Jedi. A lo largo de cuatro episodios asistiremos a una carrera en la que Phasma debe acabar con todos los cabos sueltos que puedan delatar su (obligada) traición al bajar los escudos de la base. Este viaje nos permitirá ver algo más sobre la personalidad de tan misteriosa figura. Aunque su identidad y apariencia permanecerán siendo un misterio.

Mientras que la novela que también se ha puesto a la venta este mes, ahonda más en los origenes del personaje femenino, aquí nos centramos más en el ahora. Aunque algunos retazos de su infancia parecen aflorar en estas páginas. Lo que realmente importa es quién es Phasma en la actualidad y cómo su faceta de superviviente la llevará a hacer cualquier cosa con tal de mantener el estatus quo que suponemos, tanto le ha costado alcanzar. Se nos presenta un personaje expeditivo, sin remordimientos y completamente amoral. Y a pesar de lo que pueda parecer, no resulta plano en su concepción como si ocurre con muchos personajes tan extremos en otras ocasiones.

Si bien Star Wars: Capitana Phasma no ofrece una trama revolucionaria, y está lejos de ser una de las mejores aventuras de la serie en cómic. Si que se trata de una obra que cumple a la perfección con su objetivo, que no es otro que el de dotar de más metraje a un personaje que por circunstancias, no se puede desarrollar plenamente en la gran pantalla. Y eso, cuando se trata de un villano tan carismático (a pesar, repetimos, de su escasa cuota de pantalla) como nos consta que es la Capitana, siempre es bienvenido. Tal vez no descubramos demasiado más de lo que ya sabemos sobre ella. Pero la oportunidad de verla en acción nos deja con una experiencia de lo más satisfactoria.

Si queréis volver a ver a Phasma con otros ojos en Star Wars: Los últimos Jedi, sin lugar a duda os recomendamos que antes le deis un tiento a este Capitana Phasma.