[ANÁLISIS] Star Wars: Darth Vader nº 07 – Sombras y secretos

El desorden se extiende por la galaxia. El emperador Palpatine, maestro del lord sith Darth Vader, considera a este responsable de la destrucción de la Estrella de la Muerte a manos de ese misterioso piloto rebelde en quien tan poderosa es la Fuerza. Vader, decide perseguir sus propios fines (descubrir la identidad de dicho piloto) y ha contratado para ello al cazarrecompensas Boba Fett y a la arqueóloga Aphra. Vader, a quien le molesta sobremanera que el Emperador haya dudado de él y le haya obligado a enfrentarse a un surtido de rivales para mantener su posición en el imperio, se queda sorprendido cuando descubre que el piloto rebelde a quien está buscado… ¡es el hijo perdido que creía que había perdido! Ahora, acompañado de Aphra, el lord sith vuelve a Tatooine, su planeta natal y hogar del piloto, siguiendo el rastro que han dejado Boba Fett y el joven Skywalker…

Si Star Wars cambia de ciclo sin perder un minuto en su continuidad, Star Wars: Darth Vader hace lo propio. Mientras Luke abandonaba Tatooine y por el camino se empapaba bien de las memorias del viejo Ben tras escapar por los pelos de su encuentro con Boba Fett, el cazarrecompensas no ha perdido tiempo en ir a contarle las nuevas noticias a Vader, que acababa de librarse de una muerte cercana en una estación de investigación de posibles reemplazos para el lord sith. Ahora, con esta vital información en sus manos, vemos como el Señor Oscuro vuelve (una vez más) a su planeta natal para investigar qué hay de cierto en las declaraciones de Fett. Nunca deja de resultar curioso ver a Anakin cada vez que regresa al planeta que lo vió nacer y que tanto detesta. Sin lugar a dudas e independientemente de el argumento que se trabaje en cada número, la búsqueda por parte de Vader de Luke (que finalmente culminará en El Imperio Contraataca) va a dar mucho juego en esta colección.

El tiempo dirá como se desarrollan estos aconteciminentos. Pero la visita de Vader a Tatooine es relevante por un par de acontecimientos. El primero de ellos y sin desvelar demasiado viene dado por su regreso a la granja de los Lars, que no pisaba desde El ataque de los clones. Pero aún más significativo es que en las páginas de este número de Star Wars: Darth Vader, encontramos uno de los primeros choques del nuevo canon con el ahora conocido como Leyends. Ya que aquellos más experimentados, recordarán que Luke pasó un tiempo entrenándose en la casa de Ben Kenobi durante los acontecimientos de la imprescindible Sombras del Imperio. Sin embargo, veremos que estos hechos carecen de validez tras el paso de Luke por la antigua choza de Obi-Wan y la llegada de Vader en este mísmo número. Era inevitable pero aquellos que todavía tenían esperanzas de intentar cuadrar ambas cronologías deben tomar conciencia de la realidad.

Esto no es ni bueno ni malo. Es difernte y no hay que darle más vueltas. Star Wars está resultando ser una buena serie, y este Darth Vader todavía tiene que dar más juego, pero apunta maneras. Sobre todo porque es un lugar fantástico para la inclusión de villanos secundarios de la saga como demuestra la presencia de cierto trandoshano y determinado droide con muy mala fama en las últimas páginas del episodio. Sin lugar a dudas queda más que patente que a Star Wars: Darth Vader le queda mucho recorrido por delante y que los puntuales cruces con la serie principal le sientan como anillo al dedo, aunque esto implique tener que leerlas ambas (¿en qué universo es eso un problema?).

A nivel artístico la serie mantiene a su equipo desde el principio, por lo que no ha habido grandes cambios en ese aspecto. Larroca sigue haciendo un trabajo notable página tras página, y argumentalmente la serie mantiene el tipo sin problemas desde el primer número. Sin lugar a dudas, el próximo cruce con Star Wars, llamado Vader Down tendrá mucha importancia en esta serie por lo que no podemos dejar de contar los días que faltan para su llegada (y por descontado, para el estreno del esperadísimo Episodio VII). Nuestros nuevos droides favoritos (que les den a esos mojigatos de R2 y 3PO) no tienen mucha presencia esta vez, pero estamos seguros de que no tardarán mucho en hacer de las suyas.

Buen año llevamos, y todavía queda mucho por disfrutar.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>