[ANÁLISIS] Star Wars: Consecuencias – La guerra no ha terminado

El Imperio se tambalea tras la gran derrota en la Batalla de Endor. La Alianza Rebelde, convertida en una incipiente Nueva República, aprovecha su ventaja y va a la caza de los restos del ejército enemigo, antes de que puedan reagruparse y contraatacar. Pero hay una concentración ominosa de fuerzas imperiales por encima de un planeta remoto llamado Akiva. El piloto Wedge Antilles, en plena misión de reconocimiento en solitario, descubre una concentración de Destructores Estelares imperiales, como aves de presa preparándose para una cacería. Pero lo capturan antes de que pueda informar a los líderes de la Nueva República. Mientras tanto, en la superficie, Norra Wexley vuelve a su planeta natal. Norra es una expiloto rebelde agotada por la guerra, dispuesta a reencontrarse con su hijo tras muchos años de separación y empezar una nueva vida en algún lugar lejano. Pero cuando Norra intercepta el mensaje de auxilio de Wedge Antilles, se da cuenta de que sus días como soldado rebelde no han terminado. Lo que no sabe es lo cerca que está el enemigo. O lo decisiva y peligrosa que será su nueva misión. La élite imperial superviviente, decidida a conservar el poder del Imperio, se ha reunido en Akiva para celebrar en secreto una cumbre de emergencia. Es imperativo consolidar sus fuerzas y preparar un contraataque. Pero no son conscientes de que Norra y sus nuevos aliados (el genio técnico que tiene por hijo, una cazarrecompensas zabrak y un desertor imperial libertino) están dispuestos a hacer lo que haga falta para acabar de una vez por todas con el reino opresivo del Imperio. 

Entre El Retorno del Jedi El Despertar de la Fuerza transcurre la friolera de 30 años. Tres décadas que nos dejan un panorama muy diferente al que conocíamos del universo Star Wars. De poco sirve que seamos expertos en el Universo Expandido (del que esta nueva iteración de la saga bebe a borbotones), las cosas han cambiado; listas y dispuestas para que una nueva generación de autores rellenen los huecos con una nueva versión de los cómics, videojuegos y novelas de toda la vida. Superado el rechazo inicial que nos provocaban estos cambios, nos lanzamos de lleno a la búsqueda de información que nos ayude a adivinar como las cosas han llegado a ser como son en el séptimo episodio de Star Wars. Y aunque ya hemos hablado brevemente de Imperio Destruido que se sitúa inmediatamente después de la Batalla de Endor. Ahora damos un salto de unos meses para zambullirnos en la primera novela del nuevo canon que ha llegado a nuestro país.

No nos confundamos, previamente a Consecuencias, contamos con The Lords of the Sith, Tarkin, Dark Disciple, A new dawn, Lost Stars, Battlefront: Twilight Company, Heir to the Jedi y varias novelas para lectores jóvenes de las cuales destacaríamos las de Star Wars: Rebels y las de Rumbo a Star Wars: El Despertar de la Fuerza. De las cuales las esperamos a todas con tremendas ganas de hincarles el diente en los próximos meses. Pero esta es, repetimos, la primera novela del nuevo canon que nos ha llegado en la lengua de Cervantes. Aunque todo hay que decir, que quizás por las prisas, ha llegado con bastantes más erratas de las que debería, varias faltas de ortografía, y sobre todo muchas palabras cambiadas de género. Nada que entorpezca la lectura, pero si que es cierto que se notan más de la cuenta. Quizás, como decimos, sea el precio por tener la novela a tiempo para el lanzamiento de la nueva entrega de la saga.

Pero metiéndonos ya en harina, veamos qué es lo que nos trae Star Wars: Consecuencias dentro de las cubiertas. De entrada nos presenta un escenario bastante conocido por los habituales del Universo Expandido. Al Imperio y la incipiente Nueva República en sus últimos combates por la liberación completa de la galaxia. A personajes de sobras conocidos por todos como el Almirante Ackbar, Wedge Antilles o Han Solo y Chewbacca. Como decimos, los ingredientes iniciales de la coctelera no son nada que no hayamos saboreado antes. Incluso la historia, protagonizada por un grupo de nuevos protagonistas es bastante similar a muchas otras que ya hemos leído. Incluso bien pudiera encajar en la línea de lo que ahora se conoce como Leyends. Sin embargo, los inicios de la novela son bastante confusos debido a la enorme cantidad de protagonistas (y los numerosos interludios cuyo objetivo es el de poner en situación al resto de la galaxia dentro del nuevo contexto) y a un estilo de narrativa similar al de George R. R. Martin en Juego de Tronos, pero mucho peor resueltas.

Conforme avanzamos en la lectura y vamos encajando las piezas del puzzle, la lectura comienza a hacerse más dinámica y más entretenida, aunque como decíamos, tampoco nos ofrece nada que realmente nos sorprenda o nos haga ver cómo han cambiado las cosas. Es conforme la trama se precipita hacia su final, cuando encontramos las verdaderas píldoras que nos dejan intrigados y con ganas de más. Star Wars: Consecuencias, al igual que El Despertar de la Fuerza, es la primera parte de una trilogía, por lo que la cantidad de información que se nos suministra está contenida de manera premeditada para alargar nuestro interés al resto de entregas. Es en esta faceta donde Consecuencias realmente saca su potencial, nos deja con la sensación de estar asistiendo al nacimiento de la primera semilla que dará lugar a la Nueva Orden, por no hablar de que cierto capítulo dedicado a Jakku también capta enormemente nuestro interés.

Al igual que con El Despertar de la Fuerza, quedan muchos días para ver la continuación de Consecuencias y comprobar si, efectivamente, este nuevo viaje cumple con lo prometido.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>