[ANÁLISIS] Star Wars: Darth Vader nº 09 – Atando cabos

La galaxia vive un periodo de insurgencia. El emperador Palpatine, maestro del lord sith Darth Vader, considera a éste responsable de la destrucción de la Estrella de la Muerte a manos de ese misterioso piloto rebelde en quién tan poderosa es la Fuerza. Por mucho que el Imperio le vigile, Vader decide perseguir sus propios fines y cuenta para ello con la ayuda de la arqueóloga Aphra y de los androides BT-1 y Triple Cero. Con la experiencia de Aphra y gracias a un grupo de cazarrecompensas seleccionados cuidadosamente, Vader saquea un crucero Imperial que transportaba una cantidad indecible de créditos y lo hace pasar por un accidente. Con un ejército de androides, un equipo de cazadores de recompensas y una fortuna Imperial en las manos, el lord sith está un paso más cerca de encontrar al piloto rebelde. En el sistema Anthan, Thanoth, el nuevo inspector imperial que le han asignado, está a punto de descubrir qué le sucedió al malhadado crucero…

La tónica se mantiene en Star Wars: Darth Vader en el que seguimos viendo como el lord Sith se continúa preparando para lo que casi pareciera (si no supieramos que no debería ser así) para una guerra contra el Emperador, su Maestro. Como bien relata la sinopsis, a lo largo de los episodios previos de la serie hemos visto como Vader y sus aliados se han hecho con un ejército de droides B1 abandonados de las Guerras Clon, como han contratado a un nutrido grupo de cazarrecompensas entre los que podemos encontrar a Bossk y como con los servicios de dichos criminales ha robado una pequeña fortuna destinada a la construcción de un nuevo Destructor Estelar. Aún así… los planes de Vader no están claros…

Sabemos que en abril comenzará el primer cruce oficial entre Star Wars Star Wars: Dart Vader en una saga que se llamará: Vader Derribado. Lo que le sucederá entonces al villano más carismático de la historia de cine es todavía incierto para quienes no nos hemos sumergido en los rumores y evidencias de la red, pero una cosa está clara, con un título así no cabe duda de que no será agradable para Vader. Y sin lugar a duda, estará relacionado con la enorme preparación de poder que lleva realizándose en su propia serie desde hace tiempo. No es la primera vez que decimos que no tenemos claro por donde nos quiere llevar el guionista. Seguimos sin saberlo, pero por lo menos sabemos donde termina el camino.

No sabría si atribuir esa necesidad de querer más a la corta duración de los episodios, a la calidad de la serie (mala, podemos afirmar rotundamente que no es) o simplemente a que están mareando la perdiz y los acontecimientos no van al grano para poder estirar el chicle todo lo posible. Lo que si que me queda claro es que número tras número siento una necesidad mayor de que salga el siguiente para poder saber qué sucede a continuación. Quiero pensar que realmente es una combinación de los dos primeros factores que mencionábamos previamente.

Independientemente de a donde vayamos, en este número sí que podemos ver como numerosos cabos sueltos que se han ido dejando en episodios anteriores, lentamente empiezan a encajar en el gran puzzle que conforma la trama principal de la serie (que como decimos, todavía no tenemos 100% claro por donde va). Vemos en acción a los posibles “reemplazos” de Vader, y vemos como el sith comienza a borrar el rastro que han dejado sus acciones “en contra de los intereses del Imperio” y que estaban a punto de ser descubiertas por el nuevo investigador que le ha puesto su superior al mando como perrito faldero.

Seguimos con esa sensación de momento dulce en lo que a Star Wars se refiere y es gracias a publicaciones como esta.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>