[ANÁLISIS] Star Wars: Los Lores Sith – El poder del Lado Oscuro

El caballero Jedi Anakin Skywalker es ya un recuerdo lejano. Darth Vader, recien nombrado lord Sith, está ganando cada vez más poder. Es el aprendiz elegido por el Emperador, y no ha tardado en demostrar su lealtad hacia el lado oscuro. Pero la historia de la orden de los Sith está llena de duplicidades, traiciones y acólitos que suplantan violentamente a sus maestros. Vader todavia no ha hecho su mayor demostración de lealtad, pero está a punto de hacerlo. Ryloth es un planeta crucial para el Imperio en ciernes, que obtiene aquí a esclavos y un narcótico conocido como “la especia”. En Ryloth ha surgido un movimiento de resistencia muy agresivo, liderado por un revolucionario idealista, Cham Syndulla y por Isval, una antigua esclava con sed de venganza. Pero el Emperador Palpatine tiene la intención de controlar este planeta en guerra y sus recursos tan preciados, ya sea mediante el poder político o por las armas. Palpatine no se dejará intimidar. Acompañado por su despiadado discípulo, Darth Vader, se enfrascará en una singular misión personal para asegurarse de que se cumpla su voluntad. Para Isval y Syndulla, será la oportunidad de asestarle un golpe en el corazón a la dictadura implacable que se está extendiendo por la galaxia. Para Vader y el Emperador, será mucho más que una mera incursión para aplacar una insurrección: tras una emboscada, se estrellan en la superficie de Ryloth, donde tendrán que enfrentarse a un terreno inhóspito y a un ejército de revolucionarios. En Ryloth, su relación se pondrá a prueba como nunca antes lo ha hecho. Con tan solo sus sables de luz, el lado oscuro de la Fuerza y la ayuda del otro, los dos Sith tendrán que decidir si el vínculo brutal que los une los convertirá en aliados poderosos o adversarios letales. 

El universo de Star Wars es tan interesante y rico en matices, que en ocasiones son los malos los que despiertan nuestras simpatías. No hablamos sólo de carisma. Simplemente cuesta imaginarse a seguidores afirmando que Voldemort, Sauron u Oryx tienen sus motivos justificados para hacer lo que hacen y que ellos no descartarían unirse a sus filas de ser posible. Sin embargo, más de uno y más de dos personas de mi entorno cercano se sienten mucho más atraidos por los Sith, el Imperio y el lado oscuro de la Fuerza y defienden (en esas charlas tan divertidas en las que nos eforzamos por justificar la ficción como si fuera real) que son el bando “correcto” del conflicto en lugar de esa escoria de terroristas rebeldes. Sabiendo esto, los responsables de narrar historias ambientadas en el universo de Star Wars no podían desaprovechar la oportunidad de ofrecernos nuevas aventuras con los oficialmente villanos de la saga como protagonistas.

Tanto si sois de los que disfrutáis con series como Star Wars: Darth Vader, como si os mueven los ideales más nobles del resto de publicaciones, Star Wars: Los Lores Sith es una obra a tener en cuenta. No sólo por contar con Darth Vader y el emperador Palpatine entre su elenco de protagonistas. Sino porque la novela de Paul S. Kemp nos ofrece la narración desde dos puntos de vista: el de los propios Lores Sith y el de los revolucionarios liderados por Cham Syndulla. Lo cual nos vuelve a demostrar el sumo cuidado que se está teniendo en este nuevo canon por interconectar las diferentes obras del Universo Expandido compartiendo personajes, situaciones y lugares. Quizás muchos no se hayan percatado, pero la figura de Syndulla es mucho más importante de lo que parece ya que fue un secundario clave en Star Wars: Clone Wars y es además padre de una de las protagonistas de Star Wars: Rebels; Hera Syndulla.

Este es otro motivo por el que la novela Star Wars: Los Lores Sith es interesante de leer. Situada entre los episodios III y IV no sólo refleja una época en la que el Imperio afianzó su poder, si no que también se compone por una serie de años oscuros en los que la Rebelión se fue gestando muy lentamente. Quizás uno de los territorios más inexplorados por el Universo Expandido y que ahora cuenta con Star Wars: Rebels como su principal hoja de ruta. De esta manera casi podríamos considerar a Los Lores Sith como una precuela de la serie. Sea como fuere, lo interesante y positivo de todo esto es que parece que el nuevo Universo Expandido parece estar tomando todo lo bueno del antiguo y remozándolo para que todo encaje con precisión milimétrica.

Es cierto que Star Wars: Los Lores Sith es una novela que tarda en arrancar. Uno se acerca a la misma pensando que todo el protagonismo y el motor de la narración recaerá sobre Vader, Palpatine, o incluso Syndulla. Pero los primeros compases de la obra también aprovechan para presentarnos a algún personaje más con el que tardaremos un tiempo en familiarizarnos. Es hacia la mitad de la novela cuando todo se precipita (casi literalmente) y el ritmo empieza a ser frenético. Cuando los personajes deben seguir adelante porque ” a estas alturas ya no hay marcha atrás”. Y lo mejor de todo, no sólo por el hecho de que sabemos que Vader y Palpatine están vivos en el Episodio IV en adelante, si no por lo imposible que resulta el enfrentarse a ellos (superdepredadores, los denominan), somos conscientes en todo momento de esa “impotencia” y “futilidad” y es algo que nos encantará o nos desesperará dependiendo de hacia qué lado de la Fuerza nos decantemos.

Star Wars: Los Lores Sith es un nuevo peldaño fantástico en la creación del nuevo Universo Expandido de la saga.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>