[ANÁLISIS] Star Wars: Darth Vader nº 15 – Vader derribado (fin)

La galaxia vive un periodo de incertidumbre. Darth Vader ha seguido a su hijo, el piloto rebelde Luke Skywalker, hasta el planeta Vrogas Vas. Ambos chocan entre si y se estrellan, cada uno en una parte del planeta. Aora, tendrán que enfrentarse a otros enemigos. Aunque Han y Chewie han rescatado a Luke de las garras de la doctora Aphra, Krrsantan el negro, un guerrero wookie, les embiste en cuanto están a punto de escapar y vuelven a encontrarse en peligro. Mientras tanto, Luke ha ido a salvar a la princesa Leia, que ha ordenado a las fuerzas rebeldes restantes que ataquen el punto en el que está ¡con Darth Vader! Sin embargo, a Luke lo arresta una escuadra de soldados de asalto dirigida por el comandante Karbin, un cíborg mon calamari que ha seguido a Vader hasta Vrogas Vas para acabar, de un solo tiro, con los rebeldes y con el propio Señor Oscuro…

Y con este último episodio el evento Vader Derribado llega a su fin. Un final que aunque nos ha dejado un poco frío (quizás también por ser el único capítulo que hemos leido por separado) no desmerece para nada el primer crossover entre series de Star Wars y que deja a nuestros protagonistas (especialmente a los de Star Wars: Darth Vader en una nueva situación de arranque que nos intriga como van a solucionar. Y es que a lo largo de todos estos numeros hemos visto aparecer a principales y secundarios de ambas series (solo hubiera faltado Boba Fett) para recitar en voz alta sus últimas líneas antes de devolverlos a sus respectivas colecciones (sabiendo ya además, de que a Star Wars: Darth Vader le quedan pocos meses de vida) y lo han hecho en una aventura que no ha dado respiro hasta el último momento.

13

Ahora se cierran tramas (y se abren algunas nuevas) y nos queda por delante otro añito de, estamos seguros, interesantes argumentos para ambas series; aunque Darth Vader posiblemente dé el do de pecho antes de irse por la puerta grande (no esperaríamos menos) y tocará ver si las historias narradas en sus respectivos anuales, consiguen el peso necesario para desarrollarse a lo largo de la serie regular. De nuevo, decimos, en Star Wars: Darth Vader va a ser la doctora Aphra. Pero no sólo nos correspone hablar de Star Wars: Dart Vader (habrá mucho tiempo en números venideros de seguir hablando de la trayectoria general de la serie); hoy el protagonismo tiene que ser para el evento Vader derribado.

Sería osado calificarlo de imprescindible como sí que lo fueran otros eventos en otros universos como Crisis en Tierras InfinitasSecret Wars; no obstante, el universo Star Wars está mucho más costreñido por unas películas que vertebran inamoviblemente su argumento por lo que las sorpresas en el Universo Expandido tampoco suelen ser abundantes. Quiero decir, nadie dudaba de que Vader fuera a salir ileso de este trance en el que se le había puesto. O de que Luke no iba a acabar en la presencia del Emperador (eso no sucederá hasta El Retorno del Jedi) por lo que toda la fuerza y el ingenio narrativos han de volcarse en el “ahora”.

3

En ese aspecto Star Wars: Vader derribado nos ha dado de sobra. No sólo ha estado cargada de acción sin parangón durante toda su duración. También nos ha ofrecido pequeños giros y sorpresas para mantener el interés durante toda la trama. Sin lugar a duda en el futuro habrá otros eventos similares (aunque sólo permanezca como serie regular la principal) y este Vader derribado debería considerarse siempre como el mínimo a conseguir en cada nuevo crossover. Ahora, de nuevo, toca volver a separar caminos y diferenciar lo que suceda en ambas series sin caer en el recurso fácil de iterconectarlas todos los meses.

A pesar de ser quizás el número más flojo del evento, en general Star Wars: Vader derribado nos deja con muy buen sabor de boca.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>