[ANÁLISIS] Star Wars: Decisiones – Bandos sin delimitar

Ocho meses después de la batalla de Yavin, la rebelión necesita desesperadamente una nueva base. Por eso cuando el gobernador Ferrouz del sector Candoras les ofrece un trato, por el cual los rebeldes tendrían un refugio a cambio de ofrecerle protección contra Nuso Esva, un señor de la guerra alienígena, la Alianza Rebelde envía a Luke, Leia, Han y Chewie para que estudien el trato. Mara Jade, la Mano del Emperador, también se dirije a Candoras, junto con cinco soldados de asalto desertados conocidos como Mano del Juicio. Su misión: castigar la traición de Ferrouz y acabar definitivamente con los rebeldes. Pero en esta retorcida partida de traiciones dentro de traiciones aún queda un comodín por jugar. 

Mara Jade es uno de los personajes más queridos del Universo Expandido de Star Wars. Y dado que su nueva situación en el actual canon de la serie todavía está por ver (se han rescatado otros personajes como Thrawn, así que no sería descabellado volver a verla); siempre es una alegría cada vez que llega una nueva publicación que cuenta con sus servicios como personaje. EL caso de Star Wars: Decisiones es doblemente positivo también ya que se trata de la continuación de Star Wars: Lealtad. Lo cual no implica solamente la vuelta de la Mano del Emperador, si no de la desconocia Mano del Juicio. Y es que ese pequeño grupo de soldados de asalto desertores ya se ganó nuestros corazones en la novela previamente mencionada y en muy pocas páginas entraron en el podio de nuestros personajes favoritos.

La acción trascurre un par de meses después de Lealtad y vuelve a hacer encaje de bolillos para encajar las tramas de Mara y la Mano del Juicio con las de Luke y compañía, dado que Luke y Mara no pueden conocerse hasta después de la batalla de Endor. Ese ir y venir de los personajes sin que sus caminos lleguen a cruzarse por completo hará las delicias de los fans del personaje femenino y demuestran la maestría que suele tener Timoty Zahn a la hora de trabajar con el universo de Star Wars y su conocimiento del mismo y los personajes. Todas las piezas de Star Wars: Decisiones encajan con precisión en un engranaje mucho mayor que comienza moviéndose lentamente y termina girando a toda velocidad.

La trama de la novela repite algunos elementos recurrentes en las aventuras ambientadas entre los episodios V y VI de la saga; con la Rebelión buscando un nuevo hogar para emplazar sus tropas. Una oferta, una posible trampa… Pero la que vuelve a ser una historia mil veces contada se torna fresca y divertida cuando los jugadores toman sus respectivas posiciones en el tablero de juego y las sorpresas empiezan a sucederse una tras otra. Es lo que sucede inevitablemente cuando tienes un universo tan rico como el de Star Wars, pero sobre todo cuando trabajas con unos personajes tan tremendamente carismáticos como los que pueblan Star Wars: Decisiones.

El final de la novela es tan precipitado (porque frenar hay que frenar en algún momento, y la velocidad de la novela en los últimos capítulos es de vértigo) que deja con muchas ganas de más. Muchas ganas de Luke, Leia, Han y Chewie (pero de ellos sabemos que siempre tenemos de donde tirar), pero sobre todo, muchas más ganas de Mara, LaRone, Brighwater, Graves, Macross y compañía. Que sepamos, en inglés no quedan más novelas que continúen lo que dejan planteado Lealtad y esta Decisiones, y dado que de momento no se sabe nada de estos personajes en el nuevo canon, a buen seguro tocará esperar una buena temporada para disfrutar más con ellos.

Sin duda la selección de novelas de Leyendas que está haciendo Planeta Cómic es de lo más acertada.