[ANÁLISIS] The Flash – El triunfo del trabajo bien hecho

Barry Allen perdió a su madre con tan sólo 11 años cuando fue asesinada y su padre cargó con el crimen, siendo condenado injustamente. Años más tarde, Barry se convierte en un excelente investigador gracias a su mente privilegiada, algo que aprovecha para intentar averiguar lo que realmente ocurrió en el asesinato de su madre.Sin embargo, todo cambiará cuando sea alcanzado por un rayo mientras trabajaba en un proyecto de acelerador de partículas. Después de estar nueve meses en coma, Barry Allen se despierta y ya no es el mismo. El rayo le ha dotado de una velocidad sobrenatural.

Cuesta imaginar como Warner, siendo propietaria de DC Comics desde hace muchísimos años. No se ha apuntado al carro de un univero cinematográfico de sus personajes hasta que Marvel ha arrasado las taquillas de medio mundo con el suyo. Y ahora nos entra la prisa. Ahora metemos a Superman y Batman en una película que nadie tiene muy claro como va a funcionar y venga a correr a por la Liga de la Justicia; y todo mientras vendemos todos los derechos que podamos a las televisiones siguiendo un plan que no termina de quedar muy claro cual es. El caos total.

the-flash

Gotham, Supergirl, Krypton, Constantine, iZombie… La lista de series basadas en licencias de DC Comics comienza a ser considerable. Pero entre todo este batiburrillo encontramos dos productos que han demostrado que se pueden hacer bien las cosas. Justo de la misma manera que se están haciendo en Marvel. Todo comenzó con Arrow. Una serie sin pretensiones, con la idea de quitar de en medio a uno de los personajes menos carismáticos de la Liga de la Justicia y probar suerte a ver que pasaba. Tras una temporada que sirvió, justita, para renovar por una segunda. Los guionistas decidieron apostar fuerte y asumir las raíces del personaje.

Es decir, menos Caballero Oscuro y más Los Vengadores. En lugar de tratar de imitar a la obra maestra de Christopher Nolan, decidieron apostar por el cómic. Empezar a traer personajes y conceptos directamente desde las viñetas para enriquecer todo el trasfondo que rodeaba a Oliver Queen. Y la audiencia subió como la espuma, así que… ¿por que no dar un paso más allá? La llegada de Barry Allen a Starling City dejó claro que en la televisión, los personajes de DC también podían coexistir bajo un mismo universo. Que actores de una y otra serie podían aparecer en ambas dotándolas de una dimensión mucho mayor.

The Flash es una serie que capítulo a capítulo ha ido ganando en intensidad. Que ha conseguido mantenernos pegados al asiento semana tras semana a la espera de conocer un final que, anoche mismo, nos dejaba con la boca abierta y llorando mientras esperamos una nueva temporada que siga, no sólo aclarándonos las cosas, si no que nos traiga más porciones de esos cómics que disfrutábamos cuando éramos pequeños. Sin contar la esperadísima Leyends of Tomorrow, donde este universo de bolsillo televisivo seguirá creciendo. Cuesta comprender como Warner, teniendo la respuesta delante de sus mismas narices, se lanza a realizar experimentos con gaseosa en el cine.

The Flash es de las mejores series de televisión superhéroicas de la actualidad (con perdón quizás de Daredevil) pero tampoco vemos necesario comparar. Pero se disfruta mucho más, de la mano de Arrow. Así que no hay que olvidar echarle un vistazo también.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>