[ANÁLISIS] Tigris y Eúfrates – El auge de la civilización

Cerca del año 3.000 a. C. surgieron, cerca de los ríos, los primeros grandes asentamientos. Al cabo de poco los agricultores empezaron a ampliar sus canales y sistemas de riego tierra adentro. Y la expansión no se detuvo aquí; también había que superar los problemas con el transporte. Así que los campesinos decidieron emplear los tornos de alfarero como ruedas para sus carros, de modo que se pudo transportar una cantidad ingente de alimentos. Pero este avance también tuvo sus consecuencias, ya que los mercaderes se vieron entonces obligados a registrar el creciente intercambio de mercancías. Para ello señalaron con incisiones las vasijas de barro e inventaron de este modo la escritura, antes incluso que los egipcios. Y junto a todo ello empezó a proliferar una multitud de funcionarios y sacerdotes. Mil años más tarde la vieja y próspera Ur fue destruida y el babilonio Hammurabi se hizo con el poder. Aparecieron nuevos reinos. Del norte vino el pueblo de los hititas y en la región de los dos ríos los habitantes de Assur, los asirios, se alzaron con el poder. A su vez, el rey Sargón fundó el imperio acadio, cuyas dimensiones no serían superadas hasta mucho tiempo después por Alejandro Magno. Durante varios siglos se sucedieron una dinastía tras otra. Sólo hubo una cosa que no cambió: en todo momento el progreso de la civilización vino acompañado por el auge y declive del poder, un viaje de lo más emocionante en el que la fortuna no sonrió a todos por igual.

Tigris b

En un mercado en el que algunas editoriales juegan a saturar las estanterías de nuestras tiendas de ocio favoritas con cajas y cajas de títulos nuevos (o expansiones de otros no tan recientes) todas las semanas. La editorial Devir parece ir a su ritmo buscando la excelencia. Con tan “sólo” un par de novedades mensuales en lo que a materia de juegos de mesa, rol y cartas se refiere; cada nueva propuesta se asegura de proporcionarnos juegos premiados en festivales de todo el mundo, reediciones de clásicos atemporales y títulos que no requieran de una asignación mensual para continuar ampliándose caja tras caja.

Cada nueva propuesta de Devir es toda una nueva aventura, y una incertidumbre de qué encontraremos al abrir la caja, y para muestra un botón. En este caso hemos dirigido nuestra atención al título Tigris y Eúfrates. Un juego que quizás, pueda pasar desapercibido entre tanta fantasía épica, horrores innombrables y ciencia-ficción. Pero que tras su humilde formato (y gran caja) esconde una propuesta de lo más sólida que hará las delicias de los estrategas más avezados. En el papel de una civilización en alza en la región de los dos ríos, tendremos que construir nuestro pequeño imperio avanzando por igual cuatro aspectos diferentes. Y aquí viene uno de los puntos interesantes; construir demasiado uno de los campos no servirá de nada, ya que a la hora de puntuar, es el de menor tamaño el que prioriza sobre los demás.

DSCN1157

Como resulta inevitable, con cuatro jugadores repartiéndose el tablero, llegará un momento en el que surjan los conflictos. Y es aquí donde Tigris y Eúfrates se pone verdaderamente interesante. Con un sistema que recuerda ligeramente a Carcassonne (también producto estrella de Devir) rápidamente podemos ver nuestra gran civilización caer en manos de un oponente por culpa de una sola casilla… o justo lo contrario. Como suele ocurrir en esta clase de títulos, el juego gana muchos enteros si se juega a cuatro bandas, el máximo permitido por fichas y reglas. Unas fichas que como es habitual en la casa, están hechas de madera, y no de cartón o plástico, ofreciendo una mayor sensación de calidad. Además, aquellos que ya lo jugaran en su día, se frotarán las manos con el segundo tablero (de mayor dificultad) que se incluye en esta nueva edición.

Olvidáos de matar primigenios, asaltar naves espaciales o liberar la Tierra Media por una tarde y veréis como Tigris y Eúfrates os recompensa con creces.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>