[ANÁLISIS] Transmetropolitan nº 05 – Ciudad Solitaria

El senador Callahan ha alcanzado la presidencia de los Estados Unidos y su siguente objetivo es destruir a Spider Jerusalem empleando para ello todo el poder de su nuevo cargo. A favor del presidente electo, el dominio absoluto que ejerce sobre la policía, la prensa y las instituciones que rigen la vida del ciudadano medio. En su contra, un periodista afilado, psicótico y completamente desprovisto de escrúpulos. Empieza la guerra. Y se adminten apuestas.

Tengo que decirlo. No es una imposición, sólo mi opinión expresada en voz alta. Transmetropolitan se merecía una edición a la altura de Predicador, Astro CitySandman. De las publicaciones que está sacando ECC Ediciones al mercado de la línea Vertigo, posiblemente sea la más interesante junto a Hellblazer. No es que cuente con una mala edición (para estár editada en tapa blanda ha salido ligeramente mejor parada que Y, el último hombre Ex Machina (con las que comparte formato); pero si que una serie de la calidad y relevancia de Transmetropolitan hubiera encajado mejor en una edición más “de lujo”. Dicho esto vayamos a lo verdaderamente interesante.

En el volumen previo dejamos a Spider Jerusalem en una posición ligeramente preocupante. Y uso el término “ligeramente” como un eufemismo, ya que se las había apañado para cabrear hasta el extremo al reciente ganador de las elecciones presidenciales. O lo que es lo mismo, el protagonista de Transmetropolitan cuenta como enemigo al hombre más poderoso del planeta. Este siempre ha sido uno de los temas de fondo de cualquier ficción periodística. El enfrentamiento entre prensa e instituciones gubernamentales. No obstante, a la prensa se la conoce (se la conocía más bien) como el “Cuarto Poder”, equiparándola al mismo nivel que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Creo que hablo por todos cuando afirmo que esto quizás hubiera un tiempo en que era así, pero que a día de hoy la prensa tiene poca fuerza para según que cosas y que posiblemente esta pérdida de poder haya sido autoinducida.

Pero recordemos que Transmetropolitan versa sobre la verdad. La verdad esgrimida por el periodismo, a cualquier precio y ejercida contra cualquiera que pretenda ocultarla. Oculto bajo cientos de capas de indiferencia, histrionismo y efectos psicotrópicos varios; encontramos a una persona íntegra, para la que el fin justifica los medios siempre que el fin sea el descubrimiento de la verdad. De manera que tenemos el escenario y a los contendientes listos para batirse en honor (o deshonra) de la verdad. Pero todavía no es la hora de las tortas. Este quinto volumen (ecuador de la colección) sirve de transición entre las intensas elecciones de los números previos y la futura “guerra” entre Jerusalem y Callahan.

A lo largo del tomo encontraremos un par de historias de las que reflejan la verdadera esencia de Transmetropolitan. Son esos episodios en los que Spider Jerusalem escribe una de sus columnas, o reflexiona con el espectador (casi como si rompiera la cuarta pared) sobre diversos conceptos (como la muerte en este caso). En estas ocasiones, no sólo podemos disfrutar con las profundas y cínicas reflexiones de Spider, si no que son la oportunidad perfecta para conocer más a fondo el peculiar mundo en el que se sitúa toda la acción. Un futuro tan imaginativo como similar al nuestro a pesar de sus diferencias tecnológicas. Pero que nadie se preocupe, quienes quieran acción quedaran conformes con el arco de tres números Ciudad Solitaria en el que se prepara el terreno para lo que está por venir.

Transmetropolitan es una colección que merece la pena tener, leer y releer. Y ahora gracias a ECC Ediciones es más fácil que nunca.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>