Up

Up es una comedia sobre un vendedor de globos de 78 años, Carl Fredricksen, quien finamente consigue llevar a cabo el sueño de su vida al enganchar miles de globos a su casa y salir volando rumbo a América del Sur.

Pero descubre demasiado tarde que la mayor de sus pesadillas se ha embarcado también en el viaje: un Explorador de la Jungla llamado Russell, que tiene 8 años y un optimismo a prueba de bomba.

¿Quién ha dicho que para hacer una buena película de aventuras hay que imitar a Indiana Jones? Porque eso es lo que es Up, ¿no? ¿Una película de aventuras? Claro que también la podríamos englobar por méritos propios en la comedia. O en el drama. ¿Quién dijo que las películas de animación eran sólo para niños?

Tantos conceptos me abruman. Así que descansemos del largometraje para tratar antes la nueva obra maestra que una vez más Pixar nos ofrece en forma de cortometraje previo al filme. En esta ocasión nos encontramos con una nueva perla de humor mudo. Debido a su escasa duración no voy a entrar en detalles de argumento, prefiero que todo aquel que vaya a verlo se sorprenda como me pasó a mi. Sólo decir que si el nivel de humor es tan sobresaliente como en cortos anteriores (Pajaritos, Abducidos, El Hombre Orquesta o Presto! por poner algunos ejemplos) el aspecto técnico no se queda atrás. En plena era de las películas de animación por ordenador, Pixar vuelve a sorprendernos con un acabado impresionante.

Volviendo al largometraje, como ya pasara con los anteriores de la casa, se me llena la boca al hablar de ellos, de ahí que no me vaya a poner a desgranar una por una las excelencias de la película (que son muchas y muy buenas). Baste decir que el altísimo listón impuesto por Wall-E queda superado. Tal vez no ampliamente, pero ya solo con igualarlo nos hubieramos conformados. Estos muchachos saben hacer buen cine, y cualquiera de los comentarios que hiciera con la película del robot basurero, valen para esta. La película comienza de forma más drámatica, para lentamente ir sacando su lado cómico y aventurero. Los personajes son sencillamente deliciosos con una personalidad fuerte y totalmente atrayentes. Las escenas de acción (no hay que olvidar que los protagonistas son un viejo, un niño, un perro y un pollo gigante) son tremendamente épicas y absorventes (la música de Michael Giaccino ayuda mucho).

En definitiva, un auténtico peliculón. No esperen argumentos, fiense ustedes de mi. O si han visto alguna otra película de Pixar, fiense de ustedes mismos y vayan todos a verla, que además en 3D, pues como que mola más.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>