[ANÁLISIS] Venetia – Auge y declive de la Serenísima

En Venetia los jugadores competirán para convertirse en la familia noble más influyente en la historia de la Serenísima República de Venecia. Desde su auge en el siglo IX hasta su declive y caída en el XVIII, los jugadores revivirán esa época dorada que vio nacer a la ciudad que se convertiría en la Reina del Mediterráneo. Cada jugador controla a una familia patricia que se disputa el poder con las demás familias. Para conseguir prestigio y fortuna las familias deberán ampliar su influencia más allá de la ciudad, valiéndose del comercio, la diplomacia o el poder militar. A medida que su autoridad se extienda, también aumentará el poder de Venecia, y los puertos más alejados acabarán bajo el dominio de la Serenísima. A la vez, los jugadores competirán dentro de la ciudad por el codiciado título de dux, el jefe del gobierno, gastando recursos para aumentar su popularidad. Pero la hegemonía de Venecia en el Mediterráneo está amenazada por un sinfín de enemigos. La República se enfrentará al ascenso de las potencias rivales, como la República de Génova y el Reino de Aragón en occidente o el Imperio Bizantino y los turcos otomanos en oriente. 

La línea de juegos temáticos de Devir siempre ha estado cargada de títulos con un gran trasfondo de base. Como ejemplo de esta filosofía se nos ocurre el gran Conflict of Heroes: ¡El Oso Despierta!, donde cada vez que jugamos pasamos más tiempo leyendo los apuntes históricos en los que se basa el juego. Y es que de la misma forma que muchas veces lo que buscamos los jugadores es pasar un rato, hay ocasiones (y no son pocas) en las que nos deleitamos viviendo grandes aventuras ficticias o recreando grandes acontecimientos y épocas de la historia. Y pocos entretenimientos se nos antojan más adecuados para este último fin que echar una partida de Venetia. Un juego que recrea con total fidelidad el auge y la caída de la República de Venecia a lo largo de casi 10 siglos.

tauler venetia

Lo primero que llama la atención del juego es el tamaño de su caja y lo cuidado de su edición (algo a lo que Devir nos tiene siempre acostumbrados). Sin bien es cierto que al abrirla nos encontramos con cientos de componentes que destroquelar, volvemos a echar en falta un habitáculo compartimentado en el que almacenarlos en lugar de tenerlos danzando alegremente por la caja (porque a las cartas, afortunadamente siempre se les puede poner una gomilla). Y quizás este sea uno de los pocos aspectos negativos del título. Una caja demasiado grande para su contenido y cero maneras de mantenerlo organizado. Pero también, desgraciadamente esto es algo que se esta convirtiendo en una costumbre.

Como decimos, el juego tiene una profunda carga histórica empezando por el dossier de apuntes históricos donde se nos cuenta al detalle la historia detrás de cada una de las cuatro familias venecianas así como todas y cada una de las cartas de amenaza (diversos eventos que reflejan los diferentes movimientos políticos, militares y comerciales de los diferentes reinos de la época). Algo quizás innecesario en un principio pero que es lo que realmente dota de profundidad a un juego que de otra manera lo único que reflejaría son un montón de cubitos de colores desperdigados por un mapa del Mediterráneo. Como decimos, un detalle de muy buen gusto a la altura de los materiales de los componentes, de madera y cartón de la mejor calidad (aunque algunos de los cubitos y fichas de madera, por defectos de fabricación presentan “bocados”, pero nada de lo que preocuparse.

pic1511264_md

En cuanto a mecánicas de juego, recomendamos jugar a Venetia con la totalidad de sus reglas (ignorando el modo básico que puede llegar a resultar algo tedioso). De esta manera nos aseguraremos que el título contenga un grado respetable de competitividad entre los cuatro jugadores que admite y se reflejen sobre el tablero las intrigas políticas dentro de la ciudad de Venecia. De lo contrario, como decimos, nos limitaremos a poner cubitos a lo largo del tablero. Algo que puede sonar algo aburrido pero que gracias a una de las mecánicas más originales que hemos podido probar dota al juego de una profundidad estratégica sin necesidad de recurrir a miniaturas o rebuscadas reglas de combate de otros juegos similares. Realmente y siendo honestos, Venetia es un juego único en su especie y no somos capaces de buscarle un símil con ningún otro título de tablero.

Un juego divertido, entretenido y con la profundidad que demandarán los jugadores más exigentes; presentado en una edición inmejorable y con un trasfondo histórico que abarca medio continente durante más de 10 siglos.

Tags:  ,

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>