[ANÁLISIS] Warhamer: End Times – Vermintide

Vermintide tiene lugar en Ubersreik y sus alrededores, donde una raza implacable de hombres rata llamada Skaven siembra el terror. Ponte en la piel de uno de los cinco héroes disponibles, cada uno de los cuales cuenta con su propio estilo de juego, habilidades, equipo de batalla y personalidad. Trabajando en equipo, deberás aprovechar los puntos fuertes de cada héroe para poder sobrevivir en una invasión apocalíptica de hordas de Skaven. Las batallas se sucederán en toda clase de entornos, desde la cima de la torre Magnus hasta el corazón del Imperio Subterráneo.

Hace ya muchos años que no me acerco en serio al mundo de miniaturas de Warhammer y su contrapartida futurista Warhammer: 40.000. Sin embargo, por algún motivo u otro parece que Games Workshop se las apaña para mantenerme siempre con la oreja al tanto de lo que se va cociendo en la franquicia. Gran parte de la culpa la tienen los videojuegos de Warhammer que en mayor o menor medida son conscientes del enorme potencial con el que cuentan los universos que representan (en este caso me decanto por 40.000) a la hora de contar historias ambientadas en su terreno. Y es que no resulta extraño que a lo largo de cada año salgan un buen puñado de títulos bajo el amparo de “la Workshop”.

announcement_screenshot04

Esto es así hasta el punto de que asociar Warhammer con videojuegos no es siempre garantía de éxito (aunque cuando la cosa les sale bien hay que reconocer que nos encontramos ante títulos muy recomendables como Warhammer: Dawn of War I & II, Warhammer: Space MarineTotal War: Warhammer). De manera que cada nuevo título siempre es recibido con recelo y curiosidad a partes iguales. Warhammer: End Times – Vermintide no ha sido una excepción; aunque tras jugarlo me decanto por situarlo dentro del grupo de los “buenos” mucho antes siquiera de plantearme que sea un mal juego.

Veamos, la acción se desarrolla en el universo clásico de Warhammer por lo que nos encontramos ante una aventura de espada y brujería. La mecánica es sencilla y aquellos que ya jugaran a Left for Dead se encontrarán en su salsa. Acción cooperativa en un título que no tiene prácticamente sentido si lo vamos a jugar en solitario y que con tres amigos se convierte en una de las experiencias más deliciosas del mundo del cooperativo online. No obstante la ambientación da mucho juego y la posibilidad de encontrarnos en el reducido grupo de locos dispuestos a defender la ciudad de Uberseik de las hordas de hombres rata de las profundidades se nos antoja como un plan inmejorable para pasar la tarde.

2881470-dwarf_ranger_screenshot_002_2015-06-10

El juego no es redondo, pero echa toda la carne en el asador con la diversión que aporta. Sí, la parte más “rolera” relacionada con la gestión de equipamiento e inventario se puede hacer pesada entre tanta acción. Pero estamos seguros que aquellos que acudan a la cita con su escuadra de 4 bien engrasada, pasarán por alto cualquier posible defecto que presente el juego (que por otra parte no luce nada mal) para centrarse en dar voces a sus compañeros para mantener la formación, atacar al unísono o cubrir al compañero encargado de plantar el barril explosivo que abra el portón de la muralla a rebasar.

Si sois amantes de los juegos cooperativos y del universo Warhammer, tenéis aquí casi un título imprescidible. Si no os encontráis en estos sectores, tenéis ofertas mucho más interesantes para un único jugador o con otras temáticas.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>