[ANÁLISIS] Zombie Vikings: Ragnarök Edition – Comiendo cerebros en equipo

En Zombie Vikings: Ragnarök Edition, el jugador se embarcará en una divertida aventura protagonizada por una peculiar patrulla de vikingos zombies escandinavos – Gunborg, Seagurd, Hedgy y Caw-kaa – a los que les ha sido encomendada una misión a través del más épico de los mundos para recuperar el ojo mágico perdido de Odin.

Si la memoria no me falla (algo que sucede cada vez más a menudo), Zombie Vikings fue uno de los canditados de la primera votación que realizaron los suscriptores de Playstation Plus para elegir qué juego querían recibir junto a Grow HomeArmello. Desgraciadamente el título no quedó victorioso si no que fue Grow Home, la aventura de Ubisoft la que finalmente acabó llegando a nuestras bibliotecas digitales. Recalcamos lo de “desgraciadamente” porque Zombie Vikings sin duda hubiera sido una opción mucho más interesante como usuarios de Playstation Plus, ya que se trata de un título eminentemente cooperativo, y de esta manera, un gran porcentaje de amigos y conocidos podrían haber compartido nuestras andanzas en pos del ojo de Odín.

zombievikings_screenshot07

Afortunadamente, Zombie Vikings: Ragnarök Edition puede ser disfrutado también con otros tres amigos en cooperativo local, por lo que en caso de no contar con otros amigos poseedores del título (allá ellos) siempre tendremos opciones de echarnos unas risas acompañados. Porque la clave de Zombie Vikings radica en su alocado y absurdo humor. A nivel jugable nos encontramos ante un digno ‘slash’em-up’ en la línea de clásicos como Golden AxeStreets of Rage Double Dragon, pero con una estética verdaderamente única (que nos recuerda enormemente al divertidísimo Stick it to the man! de los mismos creadores) en la que la clave no reside en poder reventar a cientos de enemigos mientras avanzamos de izquierda a derecha; si no lo absurdo de sus situaciones.

De sus situaciones y de su armamento. Porque no nos limitaremos a manejar a media docena larga de personajes, cada uno con sus propias habilidades y defectos, si no que el juego nos anima a hacernos con un nutrido grupo de espadas y runas a cada cual más rocambolescas. Espadas de cuerda, de hielo, de mofeta, de gato, una nariz, un pico, de caramelo, de palitos de pescado… La lista es interminable, así como las diferentes pruebas que tendremos que llevar a cabo para conseguirlas. Porque avanzar un metro en Zombie Vikings es abrir la puerta a la sorpresa, a la locura y a lo inesperado. Tan pronto podemos encontrarnos luchando contra un ejército de gusanos (que quieren comerse nuestros cuerpos putrefactos), como jugando un partido de fötbol a muerte, como navegando por las entrañas de una serpiente mitológica, y todo con una personalidad única.

maxresdefault

Porque eso es lo que derrocha Zombie Vikings: personalidad. Si no os animásteis a darle una oportunidad en su momento, quizás sea hora de probar con esta edición especial que incluye dos personajes exclusivos (¿alguien dijo PsiconautasStick it to the man!?), varios mapas adicionales multijugador (aunque el modo versus no es tan divertido como la campaña) y un libro de arte digital que se convierte en el mejor aliciente de todos. Si os animáis, tendreis por delante buena cuenta de horas si decidís buscar todas las ‘side quests’, las armas, las runas y los trofeos (algunos de los cuales no sólo son todo un reto, si no que requerirán de tener amigos para poder completarlos).

Un juego divertidísimo que puede pasar desapercibido entre tanto Uncharted, Doom Overwatch. Afortunadamente Odín cuenta con nosotros para mostrartelo… y para recuperar su ojo.

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>